Para su biógrafa, el recuerdo de Juan XXIII

La autora de El jesuita contó sus sensaciones tras la elección del Papa
María Elena Polack
(0)
22 de marzo de 2013  

"Ahora no sabemos si él querrá escribir algo", admitió ayer la periodista italiana Francesca Ambrogetti, coautora del libro El jesuita, conversaciones con Jorge Bergoglio , al anticipar que la obra editada en 2010 será traducida a varios idiomas porque es la única biografía que existe sobre el papa Francisco.

Ambrogetti brindó sus apreciaciones personales y detalles de cómo logró, junto con el periodista Sergio Rubín, escribir el libro sobre Bergoglio en una conferencia con motivo de la 151a Junta de Directores de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA).

"Nunca hubiera escrito sobre él si hubiera habido la menor duda sobre su persona", afirmó Ambrogetti, al desestimar las versiones difundidas por algunos medios afines al Gobierno sobre supuestos vínculos del ahora papa Francisco con la última dictadura militar argentina.

"Es una gran amiga de todos nosotros. Cuando supimos que Bergoglio había sido elegido, en ese momento pensé en Francesca. Me había encontrado con ella en un café que se llama Francesca, donde me firmó su libro", la presentó ante el auditorio Daniel Dessein (La Gaceta de Tucumán), presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de ADEPA.

Integrante de la sede de Buenos Aires de la agencia de noticias italiana ANSA, la periodista confesó que ver al ex cardenal Jorge Bergoglio con su traje de pontífice le trae "reminiscencias de Juan XXIII, el primero que salió de los muros del Vaticano".

Entre las anécdotas que relató, hizo reír al auditorio al contar una charla con Bergoglio en la que le dijo: "Usted hace la pastoral de los medios de transporte. Siempre hay alguien que lo reconoce en el subte, en el colectivo. Hasta me enteré de que convirtió [al catolicismo] a un señor durante un largo viaje de avión. No voy a revelar el nombre, pero me lo contó su propia hermana".

Admitió que el día en que Bergoglio fue elegido papa recibió 373 llamadas de periodistas para pedirle entrevistas. "Francesca les ha dedicado el mismo tiempo a diarios extranjeros y a medios locales pequeños", señaló Dessein, al destacar el "enorme privilegio" de que pudiera exponer su experiencia ante ADEPA.

"Recuerdo que en 2006 Bergoglio habló en la comida de ADEPA, pero no se quedó a la cena -contó Ambrogetti-. Prácticamente nos dijo en aquella noche lo que les dijo a los periodistas en Roma la semana pasada", manifestó, al insistir en su convicción de que "no está jugando al papa humilde, porque es un hombre humilde."

La periodista aventuró que la de Francisco "no será una Iglesia estática, porque es un papa que está atento a todo". Y desgranó varias anécdotas sobre la memoria y la preocupación de Bergoglio por la gente.

"Cuando en Roma lo vio a Sergio Rubín, Bergoglio, porque siempre será Bergoglio para mí, le preguntó: «¿Dónde está Francesca? Dígale que recé por ella en el día de su santo»", contó con una sonrisa, al concluir que "todo está en su cabeza porque su agendita, donde anota algunas cosas, es muy chica".

JOAQUÍN SUCUNZA ADMINISTRARÁ LA ARQUIDIÓCESIS

Monseñor Joaquín Sucunza, obispo auxiliar de Buenos Aires, fue designado ayer administrador de la arquidiócesis de la Capital tras la sede vacante dejada por la elección de Jorge Mario Bergoglio como papa, informaron fuentes eclesiásticas.

Sucunza, que hasta el pasado 13 se desempeñaba como vicario general de Bergoglio, se hará cargo de forma interina del gobierno pastoral de la arquidiócesis de Buenos Aires hasta que Francisco designe un nuevo arzobispo para la Capital.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.