Poli, el sucesor de Bergoglio como arzobispo porteño

Francisco eligió a un obispo de su confianza, que lo secundó hasta 2008
Mariano De Vedia
(0)
28 de marzo de 2013  

Con el nombramiento de monseñor Mario Aurelio Poli como nuevo arzobispo de Buenos Aires, el papa Francisco anunciará su primera decisión de fuerte impacto en la Iglesia argentina. La elección de su sucesor en la principal arquidiócesis del país recaerá en el obispo de Santa Rosa, de 65 años, que secundó a Jorge Bergoglio como obispo auxiliar entre 2002 y 2008.

En ámbitos eclesiásticos y oficiales anticiparon que la noticia se difundirá hoy en Buenos Aires y en Roma. Según pudo saber LA NACION, la gran expectativa por el nombramiento del sucesor de Bergoglio y el acercamiento entre la Iglesia y el Gobierno habrían acelerado los tiempos y las consultas habituales para esta designación. Fuentes de la arquidiócesis atribuyeron al Gobierno la filtración del nombramiento.

En los cinco años que lleva como obispo de Santa Rosa, Poli se concentró en la actividad pastoral y tuvo pocas intervenciones políticas. Firme opositor al aborto y al matrimonio gay, admitió, sin embargo, la validez de la unión civil.

De bajo perfil y un estilo cercano a la gente, en agosto del año pasado sancionó al sacerdote local Jorge Luis Hidalgo, que había felicitado públicamente al ex dictador Jorge Rafael Videla por su cumpleaños. Poli argumentó que esa actitud le causaba "un grave daño a la Iglesia".

Hace cuatro años se opuso al retiro de la imagen de la Virgen de Luján que había dispuesto el Concejo Deliberante de la capital pampeana.

Al promover la designación de monseñor Poli como nuevo arzobispo de Buenos Aires, el papa Francisco eligió a un obispo de su más estrecha confianza, que durante más de veinte años fue uno de los superiores en la formación de sacerdotes en el seminario metropolitano de Villa Devoto (1981-2002).

En ese período condujo el Instituto Vocacional San José, donde los aspirantes al sacerdocio transitan el primer año del seminario, antes de cursar las licenciaturas de filosofía y teología. Fruto de esa larga experiencia como formador de sacerdotes, Poli conoce casi en profundidad a la mayoría del clero ordenado en los últimos 35 años en la arquidiócesis primada. Se estima que la crisis de vocaciones en la Iglesia habría pesado en la decisión del Papa de buscar un obispo con fuerte sensibilidad y dedicación en esa tarea.

Después de su larga experiencia en el seminario, a la que sumó su inserción en proyectos sociales, el hoy papa Francisco impulsó su designación como obispo auxiliar y vicario episcopal de la zona Flores, donde tuvo a su cargo la atención del 25% de las parroquias de la ciudad. El propio Bergoglio encabezó su consagración episcopal, el 20 de abril de 2002, en la Catedral metropolitana.

Antes de entrar en el seminario, Poli se había graduado de licenciado en Servicio Social en la Universidad de Buenos Aires, en 1969. Iniciado en el movimiento scout en la parroquia San Pedro Apóstol, de Villa Devoto, en 1970 organizó, como laico, el servicio social y la bolsa de trabajo del santuario de San Cayetano, por donde todos los años transitan miles de fieles en busca de trabajo.

Quienes lo conocen lo definen como un obispo cercano a la religiosidad popular. Estuvo destinado en San Cayetano y participó en grupos misioneros. "Es un obispo misionero, que patea la diócesis, recorre las parroquias. Así lo hacía en Flores y también en Santa Rosa", comentó a LA NACION un obispo del conurbano.

Hace nueve días, Poli le envió al papa Francisco un mensaje de felicitación por su elección y prometió "trabajar sin descanso" desde La Pampa para apoyar su ministerio.

Tras su labor episcopal en Flores, Poli llegó a Santa Rosa en agosto de 2008, en medio del escándalo por las denuncias contra el Instituto Servi Trinitatis, una organización secular acusada de maltrato, trata de personas, reducción a la servidumbre y comportamiento sectario. Tras una larga investigación judicial, los sacerdotes acusados fueron sobreseídos.

Por tradición, la arquidiócesis de Buenos Aires es considerada una sede cardenalicia, por lo que se presume que, en el mediano plazo, Poli podría ser "creado cardenal" por Francisco. Los últimos arzobispos -Antonio Caggiano, Juan Carlos Aramburu, Antonio Quarracino y Jorge Bergoglio- fueron distinguidos con el birrete rojo por los respectivos pontífices.

El futuro arzobispo porteño entró en 1971 al seminario, presentado por el padre Ángel Sallaberremonde, que vive hoy, retirado, en la diócesis de Merlo-Moreno. Ordenado sacerdote en 1978, fue compañero de curso del actual obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera.

Poli será el primer arzobispo de Buenos Aires surgido del propio clero porteño en los últimos 90 años. Mientras Bergoglio se formó con los jesuitas, los cardenales Antonio Quarracino y Juan Carlos Aramburu llegaron de las diócesis de La Plata y de Tucumán, respectivamente, al igual que otros antecesores. Hay que remontarse a Mariano Espinosa (1900-1923) para encontrar un arzobispo surgido de la propia arquidiócesis.

Al margen de la actividad pastoral, Poli es uno de los principales especialistas en Historia de la Iglesia, disciplina en la que obtuvo el doctorado por la Universidad Católica Argentina. En el Episcopado preside actualmente la Comisión de Catequesis y Pastoral Bíblica, y en mayo del año pasado organizó el III Congreso Catequístico Nacional, que reunió en Morón a cientos de catequistas de todo el país.

Nacido en Buenos Aires el 29 de noviembre de 1947, el futuro arzobispo integró entre 1990 y 2002 la comisión arquidiocesana para la restauración del convento de las Catalinas, que salvó la antigua construcción del monasterio de San Martín y Viamonte.

La nueva cara de la Iglesia

El papa Francisco ya tiene decidido el futuro arzobispo

  • MARIO A. POLI

    Obispo de Santa Rosa

    Edad: 65 años

    Actuación anterior: obispo auxiliar de Buenos Aires
  • Aborto

    "El aborto nunca es una solución. Las panzas de las mamás gestando no son zonas liberadas, sino santuarios de la vida que deben ser protegidos"
  • Drogadicción

    "Es escandaloso y creciente el consumo de drogas, que hace estragos cada vez a más temprana edad"
  • Derechos humanos

    "El saludo a Videla nos causó un profundo pesar, le produjo un grave daño a la Iglesia"
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.