Tiene más de 15 años el plan director contra las inundaciones

Sólo se ejecutó la obra del arroyo Maldonado; este mes se llamará a licitación para el aliviador del Vega, que cuesta US$ 120 millones
Laura Rocha
(0)
3 de abril de 2013  

El Plan Director Hidráulico de la Ciudad tiene más de 15 años. Hasta ayer sólo se cumplieron los objetivos para aliviar las consecuencias de los temporales en una sola de las tres cuencas porteñas de ese plan.

Desde 1998 sólo se han ejecutado en su totalidad las obras del arroyo Maldonado. El aliviador para el Vega estaría finalizado después de 2015 y las obras para el Medrano ni siquiera tienen fecha. Aunque en el gobierno sostienen que con más cantidad de túneles los problemas que ocasionan las lluvias se solucionarían, reconocen que el plan podría ser revisado a la luz de la frecuencia y virulencia de los episodios climáticos.

Las primeras obras hidráulicas de la ciudad de Buenos Aires fueron iniciadas en 1869, para resolver el drenaje del casco céntrico, donde residía la población. Entre 1930 y 1940 se realizaron los entubamientos de los arroyos, que se conectan con la red cloacal. Luego llegó la elaboración del plan director, que data de 1998, para aliviar la descarga de los arroyos ante las lluvias.

"En orden de prioridad, la cuenca más importante es la del Maldonado, por la cantidad de gente que afecta. Por eso, en 48 meses se ejecutó la obra. En este momento, estamos ejecutando una primera etapa de la cuenca del Vega, que extiende el aliviador Monroe y cuesta unos 30 millones de pesos, y finalizará en agosto", explicó a LA NACION Daniel Capdevila, director general de Obras de Infraestructura.

Según este funcionario, la ciudad tiene un problema de escurrimiento. "Por la frecuencia de las últimas tormentas, podemos decir que el cambio climático existe. Daría para revisar el plan, en vista de los cambios que se están observando, pero claramente si se soluciona el escurrimiento, estos cambios no deberían ser tan grandes", dijo Capdevila.

Para completar la obra en el arroyo Vega es necesario construir un aliviador de 8,6 km con la misma tecnología de tuneladora que se usó en el Maldonado. El gobierno porteño acaba de obtener el aval de la Nación para concretarlo y endeudarse con el Banco Mundial por 120 millones de dólares. Sin embargo, esa obra, que se licitaría este mes, demandará, por lo menos dos años.

En 2008 el gobierno porteño había preadjudicado una obra a la UTE brasileña Andrade Gutiérrez SA y Vialco, por 130 millones de dólares, para ejecutar las obras de las dos cuencas, la del Vega y la del Medrano. El mes pasado, el jefe de gobierno, Mauricio Macri, dio de baja esa licitación al obtener el aval de la Nación para el crédito, pero sólo para una cuenca.

El año pasado, la Auditoría de la ciudad de Buenos Aires denunció esta situación. "Las obras en Belgrano no comenzaron por la ineficiencia de Macri. Preadjudicaron aquella obra sin cambiar el mecanismo de adjudicación. Ahora optan por culpar a Cristina [Kirchner]. Que expliquen por qué bajaron el presupuesto de 249 a 49 millones de pesos", dijo Eduardo Epszteyn, auditor por el Frente para la Victoria.

En el gobierno dicen que el presupuesto para este año es de 50 millones y que el del año pasado incluía la obra que no se adjudicó.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.