0

Scioli habló de un fenómeno sorpresivo y sin precedente

A las 5 de la mañana recibió el primer informe de la grave situación; por la tarde, inesperadamente, llegó la Presidenta, con la que mantuvo una reunión
Pablo Morosi
0
4 de abril de 2013  

LA PLATA. - Ayer a la madrugada el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, supo de la gravedad de las consecuencias del temporal que azotó la capital de la provincia.

Se había acostado a las 2, pero a las 5 lo despertó una llamada del ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, que describió un panorama tétrico.

Por eso salió a primera hora a calificar, en declaraciones radiales, el fenómeno climático como un verdadero desastre.

Anuló toda su agenda, pero las malas condiciones del tiempo no le permitieron salir de su casa de Tigre hasta pasadas las 9. Cuando pudo hacerlo voló directamente al Ministerio de Justicia y Seguridad de la provincia. Desde allí, a media mañana, Scioli llamó a la primera de una serie de conferencias brindadas por él o por sus colaboradores a lo largo del día para dar cuenta de los números del desastre. Entonces confirmó la existencia de, por lo menos, 25 muertos. La cifra fue creciendo a cada momento hasta el cierre de esta edición.

Video
Antes se había reunido con Casal y el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, para intentar coordinar tareas y poner en marcha el comité de crisis, al que se sumaron el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y el intendente local, Pablo Bruera.

Pese a que en otras situaciones Scioli eligió concurrir a los lugares donde estaban los afectados, ayer prefirió no hacerlo. En su entorno indicaron que se consideró importante organizar la tarea antes de salir a la calle y no descartaron que en las próximas horas el gobernador recorra algunos sitios inundados y centros de evacuación.

A eso de las 11, Scioli llegó a la Gobernación para seguir monitoreando desde su despacho la situación. Allí se sumaron otros funcionarios provinciales afectados a las tareas de emergencia.

La visita inesperada

Apenas habían terminado de comer unos sándwiches con gaseosas cuando les informaron sobre la inminente visita de la Presidenta, que ya estaba recorriendo el barrio de Tolosa, donde vive su madre, Ofelia Wilhelm.

La reunión entre la jefa de Estado y el gobernador duró 30 minutos y fue casi un monólogo imperativo en el que los funcionarios provinciales apenas pudieron colar algún bocadillo, según contó a LA NACION un testigo del encuentro.

Casal, Scioli, el intendente Bruera y Berni
Casal, Scioli, el intendente Bruera y Berni

En una rueda de prensa brindada luego de que la jefa del Estado se retiró, Scioli empezó por agradecer la presencia "espontánea" de la Presidenta.

"Hemos fijado prioridades. La prioridad es la cuestión humanitaria. Salvar las vidas que se puedan salvar. Estar al lado de las familias. Brindar contención y seguridad", dijo. Y explicó que se seguirán "articulando con los responsables de las áreas" del gobierno nacional para "definir las prioridades en el marco de estas situaciones dramáticas que estamos viviendo". El gobernador también reconoció los gestos de ayuda de los dirigentes de "todos los sectores de la vida política".

Cuando LA NACION preguntó a Scioli si se pudo haber evitado el desastre, dijo: "Un enorme caudal de agua en poco tiempo, un fenómeno sin precedentes y de cara al futuro evaluaremos todo lo que sea necesario".

Por otro lado, anunció que durante la reunión con Cristina Kirchner se decidió "contribuir a la reposición de los bienes que se hayan perdido" mediante subsidios o una línea de créditos blanda -con tasa de interés baja- del Banco Provincia destinada a la reposición de bienes materiales a las familias más afectadas. En ese sentido, pidió a los damnificados comunicarse al número 0-810-2222-776, de la casa matriz del Banco Provincia, en La Plata, para canalizar todos los pedidos.

Si bien por la mañana el gobierno provincial anunció un asueto administrativo y educativo, por la tarde se anunció que hoy se trabajará normalmente en la administración central, mientras que extendió el asueto en las escuelas hasta mañana, aunque limitado sólo a los establecimientos afectados directamente por la catástrofe. "Las escuelas que no fueron perjudicadas por el temporal van a tener clases", dijo la directora de Escuelas, Nora de Lucía.

Por su parte, la ministra de Gobierno provincial, Cristina Álvarez Rodríguez, y el viceministro de Desarrollo Social de la Nación, Carlos Castagneto, supervisaron la distribución de alimentos, colchones y frazadas que fueron entregados en los centros de atención para los damnificados.

Anoche, Scioli regresó en helicóptero a su quinta de La Ñata, donde siguió recibiendo informes sobre la situación. Hoy desplazó todos los compromisos de su agenda para abocarse a continuar con las tareas de asistencia a los damnificados.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.