0

Preocupa al Gobierno el efecto político de la tragedia

Sorprendió la crispación social; evalúan su efecto sobre el kirchnerismo
Mariano Obarrio
0
7 de abril de 2013  

La catástrofe hídrica le impuso al gobierno de Cristina Kirchner una nueva agenda y le sumó una gran preocupación. Según la evaluación que se hizo en la Casa Rosada, la tragedia exhibió un nivel no previsto de bronca en sectores sociales históricamente afines al kirchnerismo. También temen que hubiera producido más desgaste político a la Presidenta y a su ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner , que al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. "Scioli y Macri parecen estar más blindados, especialmente Scioli. Parece no ser el responsable de nada. Esto preocupa en el Gobierno. Insultaron más a Cristina y Alicia en La Plata", se sinceró ante LA NACION un alto funcionario.

Para tratar de evitar que la tragedia repercuta en el ánimo electoral, Cristina les ordenó a sus funcionarios adosarse a Scioli como a un escudo protector. Será sólo hasta que baje el agua en La Plata. Luego reanudarían el hostigamiento .

Por otra parte, la Presidenta le pidió a su equipo analizar posibles anuncios económicos para la campaña, con el propósito de recuperar la iniciativa. Y decidió convertir al intendente Pablo Bruera en el principal responsable de lo ocurrido en La Plata.

En Olivos inquieta sobremanera el posible impacto en las elecciones del 27 de octubre próximo. Cristina pondrá en juego su proyecto de reformar la Constitución y buscar una segunda reelección en 2015.

En ese clima, la Presidenta estuvo en la residencia toda la mañana del viernes, en sucesivas reuniones, con el jefe del Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el secretario de Seguridad, Sergio Berni; Alicia Kirchner, y miembros del equipo económico.

Allí nació el plan de ayuda de 400 millones de pesos a 153.000 damnificados que la mandataria anunció anteanoche por cadena nacional.

Desde esas horas, Berni y Alicia Kirchner redoblaron su trabajo en conjunto con el gobierno de Scioli y se radicaron en los despachos de La Plata. Berni montó su oficina en las dependencias de su colega bonaerense, Ricardo Casal.

"Cristina no quiere absorber este golpe sola. Quiere socializar el desgaste", confió a LA NACION un funcionario de Balcarce 50.

La tregua con Scioli durará hasta que pase lo peor de la tragedia. El malestar en Olivos se desató cuando el miércoles la propia Cristina y el jueves Alicia Kirchner fueron insultadas al desembarcar en La Plata. "Esto marca un posible cambio en el humor social", se preocuparon en el Gobierno.

Video

En los meses previos, Cristina sometió a Scioli a un insistente hostigamiento político y financiero, y sus funcionarios lo culparon de tener un déficit de gestión por el conflicto docente.

En Balcarce 50 un alto funcionario interpretó que, tras el temporal, la gente le pasó la factura al Gobierno por el abandono a Scioli.

"Diana Conti dijo un día antes que para ayudarlo tenía que alinearse. La lluvia nos cayó justo", confesó ese operador presidencial.

No obstante, pasada la tragedia, Cristina Kirchner retomará sus hostilidades contra Scioli para que no sea candidato a presidente en 2015.

Por eso, preocupaba ayer en Balcarce 50 el llamado del papa Francisco al gobernador, el envío de 50.000 dólares del Vaticano al arzobispado de La Plata, y el anuncio de que Scioli irá a verlo a Roma cuando pase la crisis (ver aparte). Entrevieron en esos gestos un respaldo político.

El Gobierno había diseñado una estrategia de "apropiación" del ex cardenal Jorge Bergoglio. Y ahora siente que el Santo Padre envía señales de equidistancia.

Según pudo saber LA NACION, anteayer Cristina pidió medir la reacción social frente a este nuevo escenario y tras su discurso de anteanoche. Las encuestas eran esperadas ayer en Olivos. Inquieta la imagen de Alicia Kirchner: será la candidata a diputada del Frente para la Victoria en territorio bonaerense.

"Hoy todo está en duda. Se demostró que no genera simpatías. Pero no hay otro candidato", señalan cerca de Cristina Kirchner.

Además, la jefa del Estado la responsabilizó, junto con otros, de la derrota en el PJ de Santa Cruz, su pago chico, a manos del gobernador Daniel Peralta.

"Alicia está débil, pero su candidatura, por ahora, está firme", dicen.

Precisamente fue Alicia Kirchner la que, enfurecida, peor trató a Bruera el jueves en La Plata.

El intendente debió escuchar una dura reprimenda de la ministra. "No hiciste nada, ni obras ni residuos", le espetó.

Según confirmaron a LA NACION en Balcarce 50, Bruera será el chivo expiatorio de la debacle hídrica. A eso apuntaba el anuncio de Cristina Kirchner de que el ministro de Planificación, Julio De Vido, y la Universidad Nacional de la Plata intervendrán el municipio con obras.

De esa manera, también, el Gobierno se intentará convertir en el fiscal de los gobiernos locales y planteará la lógica de ataque a "las corporaciones", como el Shopping Dot, que perjudican a "los sectores populares".

El Dot es propiedad de un empresario de llegada a la Casa Rosada: Eduardo Elsztain, de IRSA, el mismo que, a través del Banco Hipotecario y con recursos de la Anses, entregará los créditos Procrear para reconstruir viviendas.

Por otro lado, con miras a la campaña, a 60 días de plazo, la Presidenta les pidió al viceministro de Economía, Axel Kicillof, y al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que estudien medidas para paliar la parálisis económica incipiente y una decreciente recaudación por retenciones de soja.

No existen aún borradores del plan, pero la Presidenta pretendería así recuperar capital político con un fuerte anuncio económico.

Con los anuncios de mañana a las 18 en la Casa Rosada, la Presidenta intentará instalar otro debate de fondo en la agenda política: la democratización de la Justicia. "Hay que pasar la página y poner en segundo plano la tragedia de La Plata", se escuchó en Balcarce 50.

Del editor: cómo sigue.

La tragedia exhibió debilidades del Gobierno que en general permanecen ocultas. Ahora será el momento de cubrir sus raíces con nuevas épicas.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.