Suscriptor digital

Campus nuevo para la Di Tella

Tiene alrededor de 20000 m2 y está en Figueroa Alcorta al 7300; se invirtieron unos 40 millones de pesos
(0)
8 de abril de 2013  

Una buena noticia para una casa de altos estudios: la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) recupera un edificio histórico de la ciudad de Buenos Aires con la inauguración de su nuevo Campus Alcorta, en avenida Figueroa Alcorta 7350, en el barrio de Belgrano. La apuesta es un predio de 13.700 m2 en el que antiguamente funcionaron los depósitos de Obras Sanitarias de la Nación, con una superficie construida de 20.000 m2 cubiertos, aproximadamente. El espacio estaba distribuido en torno de una gran playa de maniobras central, entre un edificio principal de seis plantas y un anillo de galpones bajos. Para participar de la licitación pública adjudicada en 1999, la Universidad contrató al arquitecto Clorindo Testa para desarrollar el proyecto original del Campus Alcorta.

"La construcción de la nueve sede universitaria, prevista en etapas, se inició en 2004 con la remodelación de un sector de galpones bajos, comenzando parte de las actividades de la Universidad en el campus ese año y quedando de esta manera las actividades repartidas en dos sedes, el Campus Alcorta y la sede Miñones", comentó el ingeniero Rodrigo Silva Nieto, director general de administración de la UTDT.

"Desde ese momento hasta 2011 se han realizado, en distintas etapas, obras para refuncionalizar los edificios del predio e incorporar nuevos m2 de aulas y oficinas, que ocupan un 20% del edificio principal. En 2011, la Universidad decidió avanzar con la mudanza definitiva al Campus Alcorta y reunificar así todas sus actividades en un predio. La inversión es de 40 millones de pesos, aproximadamente", contó el doctor Ernesto Schargrodsky, rector de la UTDT.

Master plán

El flamante inmueble
El flamante inmueble
Por tal motivo se le encargó al estudio RDR arquitectos, la realización del máster plan del Campus Alcorta y el proyecto licitatorio del edificio principal. En tanto que la firma Lend Lease realizará la gestión y el control de manera integral, el trabajo de los arquitectos y de los contratistas que construyeron el inmueble.

"Las obras de esta etapa apuntaron en particular a la remodelación y puesta en valor del edificio principal, y a la realización de importantes obras de infraestructura para el campus en su conjunto. Comprende la refuncionalización de 9722 m2 cubiertos, la mayor parte dentro del edificio principal, que se intervino en todas sus plantas, algunas de manera parcial, y se remodelaron otros espacios menores del predio que están en uso", dijo Silva Nieto. De esta manera se ocupó un 85% de la superficie existente, lo que permite mudar todas las actividades que se realizaban en la sede de Miñones hacia el nuevo campus, unificándose las unidades académicas en un mismo espacio.

En los pisos bajos, el subsuelo, la planta baja y el primer piso se ubicaron los espacios con mayor dimensión y flujo de personas, como las aulas, la biblioteca, las salas de lecturas, los talleres, el comedor y los servicios para el estudiante. "En el segundo piso se encuentra un aula-taller de arquitectura grande donde conviven los alumnos de todos los años de la carrera. El tercer piso alberga las oficinas de profesores, investigadores y de las autoridades de la Universidad. En el cuarto se incorporó un espacio de usos múltiples con vistas imponentes al Río de La Plata y al barrio de Belgrano, que se utiliza para reuniones informales, trabajos en grupo o eventos", detalló Schargrodsky.

Grandes circulaciones organizan en todo el edificio espacios de uso común que promueven el intercambio entre estudiantes y profesores. "Además de la construcción de un nuevo comedor se sumó un bar en el centro del predio como lugar de encuentro. También se agregó un nuevo acceso peatonal y vehicular por Figueroa Alcorta", dijo Silva Nieto.

Un hall transparente ordena la circulación interna del edificio principal, donde una escalera suspendida en el vacío atraviesa su doble altura y permite una conexión directa entre todas las plantas. "Con esta obra, el campus incrementa su superficie en 7487 m2 cubiertos y quedó configurado con 32 aulas de distintos tamaños y tipologías, biblioteca, salas de lecturas parlantes y silenciosas, un aula de cine, talleres, 130 oficinas para profesores, investigadores y personal administrativo, y 5 salas de reuniones. La Universidad alcanzó así una capacidad para 1750 alumnos que pueden estar en clase de manera simultánea", concluyó Schargrodsky.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?