Oscar Valicelli fue un actor de raza

(0)
13 de octubre de 1999  

Actor de cine, de radio, de teatro y de televisión, Oscar Valicelli, que falleció anteayer, a los 84 años, como consecuencia de una crisis cardiorrespiratoria, desarrolló una amplia carrera desde la personificación de jóvenes galanes hasta su labor en revistas de neto corte picaresco y porteño.

Corría 1937 -un momento en que los escenarios argentinos aglutinaban nombres sobresalientes del repertorio dramático, humorístico y grotesco- cuando Valicelli, tras haber estudiado en el colegio Carlos Pellegrini, se incorporó a una profesión que siempre había soñado y comprendido: la de actor.

A él -lo dijo muchas veces- le atraía ponerse en la piel de criaturas creadas para entretener al público. Y así, en un ámbito bohemio en el que los cafés de la calle Corrientes eran lugares de cita obligada de noctámbulos impenitentes, de poetas casi siempre inéditos y de actores ávidos de subir a los escenarios, Valicelli aprendió a dar sus primeros pasos en el escenario. Tuvo como incomparables maestros a figuras de la talla de Miguel Faust Rocha, Emma Gramática, Angelina Pagano y Ricardo Passano.

Casi con sus primeros papeles para el teatro, Valicelli ingresaba también a una cinematografía deseosa de galanes "con pinta y bien decir". "Y mañana serán hombres" y "Nosotros los muchachos" lo mostraron en arquetípicos personajes de rebelde, aunque sería sin embargo "La maestrita de los obreros", junto a Delia Garcés, el film que le daría su más amplia popularidad.

Su filmografía se acrecentaba aceleradamente. "Mandinga en la sierra", "Alas de mi patria", "Fragata Sarmiento", "Vacaciones en el otro mundo", "Malambo", "Su hermana menor", "Eramos seis", "Con el dedo en el gatillo" y "Vacaciones en el otro mundo" le permitieron compartir los elencos con nuevas promociones de jóvenes actrices y actores.

El teatro y un amor

Con tesón y con el sólido apoyo del público, Oscar Valicelli ya había ganado un lugar importante en el arte. Se había destacado tanto en el drama como en la comedia, y en la década del cuarenta las revistas "del corazón" se hicieron eco de un romance para unos insólitos y para otros simpático: el galán que hacía suspirar a las jovencitas decidió formar pareja, en la vida real, con Olinda Bozán, por aquellos años una actriz en plena madurez. Ambos compartieron muchos años de convivencia, en tanto que la carrera de Valicelli, y sin abandonar el cine ni la televisión, se inclinaba hacia el género revisteril. Actuó con Nélida Roca, Adolfo Stray, Pepe Arias, Mario Fortuna y Diana Maggi e, inclusive, en el elenco del Folies Bergére, cuando llegó a la Argentina en 1954.

Posteriormente Valicelli hizo un par de temporadas teatrales en España y, de vuelta en la Argentina, actuó con José Marrone en su circo (sobre todo cuando llegó a la televisión), acompañó a Isabel Sarli en algunas producciones dirigidas por Armando Bo y colaboraba, hasta pocos días antes de su muerte, como animador del local "El rincón de Hugo del Carril".

Poco quedaba de aquel joven con ínfulas rebeldes de sus primeros trabajos para el cine y el teatro. Ahora era un actor casi retirado que había sufrido, hace poco, un accidente doméstico seguido de una hemiplejia. Sus restos recibieron sepultura ayer en la Chacarita.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios