Leonardo Fariña y Fabián Rossi, de la farándula a los negocios de la política

Fariña y Jelinek, durante su boda en el Tattersall
Fariña y Jelinek, durante su boda en el Tattersall Fuente: Archivo
Son las parejas de las mediáticas Karina Jelinek e Iliana Calabró; estarían vinculados en operaciones turbias con el empresario kirchnerista Lázaro Báez
(0)
16 de abril de 2013  • 00:52

Ostentación de la mano de autos de lujo, viajes y regalos costosos, exposición mediática y negocios oscuros con la política. Los ingredientes de la fórmula tienen como resultado el nombre de Leonardo Fariña, quien reveló anteanoche en una cámara oculta una serie de supuestas maniobras que habría realizado junto con el empresario kirchnerista Lázaro Báez para sacar del país grandes sumas de dinero. Este millonario enigmático, nacido en La Plata, saltó a la fama por su relación con la modelo Karina Jelinek.

La mediática boda entre Fariña y Jelinek no estuvo exenta del escándalo. Luego de tres meses de noviazgo, se casaron en abril de 2011, en medio de una denuncia de la AFIP por supuesto "enriquecimiento ilícito".

El organismo oficial, que preside Ricardo Echegaray, puso la mira en el millonario estilo de vida del joven empresario que no poseía ni cuentas bancarias ni tarjetas de crédito a su nombre y contaba con un sueldo de 6000 pesos. "Sé muy bien con quién me casé", dijo la modelo, en medio de las denuncias.

El financista, que habló anoche en Periodismo para Todos sobre negocios turbios de Báez -también involucró al ex presidente Néstor Kirchner-, fue denunciado, además, por supuestos vínculos con Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), la agrupación creada por barras bravas antes del Mundial de Sudáfrica de 2010.También se dijo que era el hijo no reconocido de Kirchner, rumor que él mismo se encargó de desmentir.

Quién era el marido de Jelinek antes de convertirse en millonario

Lo cierto es que Fariña, nacido en un barrio del sur de la ciudad de La Plata, tuvo un fugaz ascenso social. En poco tiempo, abandonó su perfil bajo y pasó de manejar un Peugeot 206 a conducir dos Ferrari y un BMW, además de alquilar aviones privados. También se mudó a un piso en barrio Parque, regaló joyas de Tiffany y festejó su casamiento en el Tattersall -el cual le costó 350.000 dólares-.

El testimonio del joven empresario fue ratificado en una entrevista emitida anoche en PPT con Federico Elaskar, dueño de una financiera a través de la cual, según su testimonio, Báez y Fariña transfirieron fondos al exterior en cuatro meses por 55 millones de euros. Ese dinero, medido en kilos por Elaskar, habría ido a parar a cuentas en Suiza de empresas radicadas en paraísos fiscales. En la cámara oculta, Fariña revela que Kirchner conocía todas las operaciones de Báez, y expresó que comió asados y jugó al fútbol con el marido de la presidenta Cristina Kirchner.

En los negocios turbios que reveló Fariña estaría involucrado otro personaje cercano a la farándula. Se trata del marido de la actriz Iliana Calabró, Fabián Rossi, quien habría actuado como nexo de las operaciones bancarias en Panamá.

Rossi se hizo popular por sus apariciones en ShowMatch , el programa que conduce Marcelo Tinelli, cuando Calabró participaba en el certamen "Cantando por un Sueño".

Según la investigación de PPT, Rossi, empleado de la financiera SGI , habría sido el encargado de realizar las transferencias de Báez a bancos del exterior. En diálogo con el programa que conduce Jorge Lanata, el marido de Calabró desmintió que haya tenido participación en las oscuras operaciones que reveló Fariña.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.