Lázaro Báez, el empresario que cultivó una fluida relación con los Kirchner

El empresario kirchnerista, apuntado por una investigación periodística, vive en Río Gallegos
El empresario kirchnerista, apuntado por una investigación periodística, vive en Río Gallegos Fuente: Archivo
De bajo perfil, supo hacer una fortuna en Santa Cruz de la mano del ascenso en el poder del ex presidente; "No soy corrupto", dijo
(0)
15 de abril de 2013  • 18:19

Conexiones con el poder, perfil extremadamente bajo y negocios millonarios son algunas características centrales que hacen a la vida de Lázaro Báez , el empresario santacruceño que, tal vez, mantuvo el vínculo más cercano con Néstor y Cristina Kirchner.

"No soy corrupto ni multimillonario" , osó decir Lázaro Báez, un auténtico cultor del perfil bajo, cuyo nombre volvió al centro de la escena política tras una investigación del programa Periodismo para Todos que reveló negocios turbios con Leonardo Fariña, marido de Karina Jelinek, y el ex presidente.

El empresario supo hacer su fortuna desde debajo de la mano de un estrecho vínculo con Kirchner. Impulsado por el ascenso en cargos provinciales del ex jefe del Estado, Báez, que se inició como cadete del banco de Santa Cruz, se puso al frente de un grupo económico con inversiones diversificadas en la construcción, la comercialización de neumáticos y el petróleo.

"Lázaro arranco en el 91 con un Falcón 73. Y miren hasta donde llegó", aseguró hoy el ex vicegobernador de Santa Cruz, Eduardo Arnold, en diálogo con Radio La Red.

Pocos días antes de que Néstor Kirchner llegara a la Casa Rosada, Báez formó la empresa Austral Construcciones, junto con Sergio Gotti. Debido a su fluida relación personal con el ex presidente, la empresa mantuvo una fuerte presencia en la obra pública en la provincial. A Báez también se le atribuyen vínculos con Gotti SA, investigada por emitir facturas falsas

Pese a que reniega de ser "multimillonario", el empresario kirchnerista compró en los últimos años unas 200.000 hectáreas por más de US$ 28.000.000. La adquisición de las diez estancias – él admitió sólo siete -, lindantes con el río Santa Cruz, estuvo vinculada con la construcción de represas hidroeléctricas, pero Báez lo negó.

"Compré las que quería comprar. No son tantas; son siete. No las compramos para inundarlas para la represa. Estamos apostando a la siembra directa en campos con semillas modificadas en Canadá", contó, en una de las pocas entrevistas que concedió.

Es más, el empresario redobló la apuesta y se comprometió a donar a escuelas rurales el dinero que obtendría en caso de que las tierras sean expropiadas para construir allí las dos represas previstas en la provincia.

El mausoleo que le construyó a Kirchner

El ideólogo del mausoleo del ex presidente Kirchner, en Río Gallego –se hizo cargo de los costos de la construcción como una ofrenda al ex mandatario– es dueño, además, de las firmas petroleras Epsur SA y Misahar SA, que firmó contratos millonarios con el estado provincial.

"Sin eufemismos, el problema de Santa Cruz no es de plata sino que sobran ladrones y acá (con Báez) tenemos un ejemplo acabado de ello", dijo hoy la titular del ARI Santa Cruz, Mariana Zuvic, quien denunció años atrás al empresario kirchnerista por la compra de las estancias para la construcción de represas.

Zuvic fue la primera en revelar el vínculo comercial entre los Kirchner y Báez. "La obra pública ha sido adjudicada en un 99,99 por ciento a Báez porque cuando él ingresa a las construcciones se da este proceso en contra del resto de las empresa constructoras", afirmó hoy, tras la difusión del informe de PPT en el que Leandro Fariña relató maniobras realizadas a nombre de Báez para sacar del país grandes sumas de dinero.

Actualmente continúa viviendo en Río Gallegos en una verdadera mansión ubicada en las afueras de la ciudad. La casa está rodeada por una muralla y, según cuentan, detrás de la empalizada hay más de 2000 cedros azules y cipreses pinos.

Báez es uno de los empresarios más cercanos al Gobierno junto con Cristóbal López y Sebastián Eskenazi.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?