Karina Jelinek: "Lo extraño, es mi esposo; estoy esperando que pase la tormenta"

La modelo fue interceptada en la puerta de su casa y habló con la prensa; además, su abogada desmintió que ella le haya pedido el divorcio a Leonardo Fariña
(0)
18 de abril de 2013  • 16:59

La vida de Karina Jelinek se volvió un infierno. A partir del polémico informe del programa de Jorge Lanata -en el que su marido, Leo Fariña , es uno de los personajes centrales-, la cordobesa se mantuvo lo más alejada de los medios que pudo, y decidió casi no hacer declaraciones. Esta tarde cuando intentaba salir de su casa en su auto, Karina fue interceptada por las cámaras y después de mucho trajín decidió hacer algunas declaraciones.

"Yo lo amo él, es mi marido", dijo la modelo ante las preguntas de los cronistas sobre cómo iba a seguir su matrimonio. Y agregó: "La semana que viene es nuestro aniversario de bodas [el 27]. Lo extraño porque es mi esposo; estoy esperando que pase esta tormenta. No sé nada de él, tiene que aclarar las cosas como corresponde, yo estoy confundida".

Con antejos de sol, acompañada por su hermana Violeta y con la voz entrecortada, Jelinek esbozó: "Qué voy a saber de política, si apenas sé de la vida. Hace tres días que no duermo; me tuve que ir a lo de una amiga. Todos estamos mal, yo... ustedes que tienen que estar acá, mis padres están preocupados allá en Córdoba".

Al ser consultada sobre qué pensaba de Fariña dijo: "No tengo diálogo, en su momento me voy a sentar a hablar con él. Ahora estamos en un impasse. No sé cuándo vamos a hablar. No entiendo nada, chicos. ¿Sabés de lo que entiendo yo? De moda, de desfiles, de eso".

Sobre Intrusos . "Me pareció bien lo que dijo en Intrusos, fue bastante claro. Él es una persona inteligente", dijo Karina, que todavía conserva el anillo de bodas en su dedo. Y ante la insistencia de los movileros expresó: "Ustedes saben todo de mí; ya me conocen: me conocen en bolas, me conocen vestida, me conocen llorando... Déjenme ir, me duele la cabeza".

La abogada de los famosos

Ana Rosenfeld, la abogada de Karina Jelinek aseguró que la modelo no le pidió el divorcio a Leo Fariña, el joven vinculado con el presunto lavado de dinero del empresario kirchnerista Lázaro Báez, aunque admitió que la pareja "está en un impasse".

"Karina atraviesa un momento delicado. Ella está acostumbrada al asedio periodístico, pero jamás imaginó que iba a estar en el centro de la escena por esto. Karina se casó por amor. 'Estoy destruida', me dijo", contó Ana Rosenfeld en Intrusos.

"El Smart que tiene Karina se lo compró ella con su dinero, así como todo lo que tiene", aclaró Rosenfeld. "Karina va a al supermercado, un día paga ella y un día, él", aseguró la abogada respecto de cómo se administra la pareja.

"Karina está segura de que se casó con un hombre honesto. Ella quiere esperar que se clarifiquen las cosas. Si Karina va a estar esperando 12 años a la Justicia... es un tema muy delicado", señaló Rosenfeld.

"Hay muy pocas mujeres que saben cuál es la actividad de sus maridos. Las mujeres disfrutan de lo que hay, cuando hay", afirmó la abogada.

El tuit de Karina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.