Suscriptor digital

El monumento a Colón, en disputa

La comunidad italiana se opone a que lo trasladen a Mar del Plata
(0)
24 de abril de 2013  

La comunidad italiana y organizaciones argentinas repudiaron ayer la iniciativa de trasladar a Mar del Plata el monumento a Cristóbal Colón, ubicado en la plaza que lleva su nombre, detrás de la Casa Rosada. Además, pidieron que ese espacio se abra al público.

A través de un abrazo simbólico, miembros de la colectividad italiana y de las ONG Salvemos las estatuas y Basta de Demoler protestaron ante la posibilidad de que el gobierno nacional traslade a Mar del Plata el monumento. La estatua, que está hecha con mármol de Carrara y que, según Salvemos las estatuas, pesa unas 623 toneladas, está tapada en parte y rodeada por una estructura de andamios.

"Esto es una cachetada a la comunidad italiana", dijo Antonio Garrapellotti, uno de los presentes, quien recordó que la escultura fue donada a la Argentina por el gobierno italiano como símbolo de hermandad entre ambas naciones, en el centenario de la patria.

"El temor que tenemos es que se destruya, porque no se puede trasladar 400 km algo que está desde hace 100 años acá", señaló Darío Signorini, miembro del Comité Italiano en el Exterior (Comites).

El deterioro que pueda causar el ambiente salino de Mar del Plata es otra preocupación, así como el destino de lo que hay en la bóveda inferior, indicó Sonia Berjman, de Salvemos las estatuas.

"Nunca hubo un comunicado oficial, pero tampoco salieron a desmentir cuando comenzaron los trascendidos", coincidieron Marta Varela, legisladora de Pro, y Julio Croci, director general de la Dirección de Colectividades.

Varela envió la semana pasada una declaración a la Legislatura, en la que se solicita al gobierno de la ciudad que se habilite para uso público y de libre acceso la plaza Colón y se impida el polémico traslado.

En su página oficial, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) asegura que será quien supervise las tareas de traslado del monumento, que estará a cargo de la empresa Alpa Vial SA. En la misma página se indica que, en su lugar, se instalará un monumento a Juana Azurduy de Padilla.

"Si el gobierno nacional quiere trasladar el monumento dentro del espacio de la plaza que lleva su nombre, puede hacerlo sin inconvenientes, porque la Nación tiene a su cargo el cuidado de la misma. Pero si su intención es sacarlo de allí y trasladarlo a otro espacio público, entonces va a necesitar una ley de la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires", dijo Santilli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?