Elaborar un duelo

Daniel Gigena
(0)
26 de abril de 2013  

Las historias de Silvina y Cecilia, madre y novia de Mauro respectivamente, se alternan en capítulos concentrados. Ambas se perfilan como narradoras de sus días, más bien difíciles, hasta que comienzan a conjugarse mutuamente. Diagnosticada con cáncer luego de una serie de estudios y consultas con médicos de menor o mayor calidad emocional (de nula a aceptable), Silvina debe ser operada. Cecilia -cuyo noviazgo con Mauro pasa de cierto estado difuso a una singularidad definida por la incertidumbre ante el futuro y el dolor ajeno- progresa como puede lejos de sus padres, que viven en un country, retirados, le parece, de la vida real. Mientras, estudia diseño gráfico y junta fuerzas para dejar su empleo en un call center, donde ha sido "entrenada para mentir" a clientes furiosos o desconcertados.

Bárbara Duhau (Buenos Aires, 1989), en la presentación de su libro, contó que en Forasteras fusionó la experiencia de la enfermedad de su madre con la de Marina Kogan, joven escritora y docente de Letras que falleció en 2012 a los veintiocho años. Leída entonces como una despedida, como un homenaje y aun como la elaboración por escrito de un duelo, esta novela, la primera de la autora, sobre la amistad entre mujeres, sobre el carácter extranjero del cuerpo en la enfermedad y sobre los trabajos posteriores a cualquier derrumbe personal conmueve sin golpes bajos ni enumeraciones de fórmulas huecas.

Forasteras

  • Bárbara Duhau

    La Parte Maldita

    150 páginas

    $ 35
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?