Detectan varios vuelos nocturnos de Fariña a Uruguay

La mayoría fue en aviones privados; la millonaria compra de un campo, bajo sospecha
Nelson Fernández
(0)
27 de abril de 2013  

MONTEVIDEO.- "Tener buenas normas no es garantía de nada, los aviones entraban al país sin controles ni revisación", alertó ayer el diputado uruguayo José Carlos Cardoso, del Partido Nacional, en referencia a una serie de vuelos sospechosos provenientes de la Argentina a lo largo de los últimos años.

Cardoso señaló ante LA NACION la existencia de presuntos vuelos irregulares luego de reunirse con los parlamentarios argentinos que investigan el caso y el mismo día en que se supo que muchos aviones que ingresaron en Uruguay no fueron revisados, y que el empresario Leonardo Fariña, vinculado al escándalo del supuesto lavado y tráfico de dinero en la Argentina, ha sido un asiduo pasajero en vuelos privados con destino a Punta del Este, aunque triangulando con terminales aéreas chicas.

El diputado reconoció que la normativa uruguaya antilavado es buena, pero manifestó que hay casos de corrupción que distorsionan los efectos de esa red que se ha puesto para evitar el tráfico ilícito de dinero.

En esa línea, ayer se conocieron en Uruguay nuevos datos que involucran a empresarios argentinos que se encuentran investigados por la Justicia en Buenos Aires, con presuntas operaciones irregulares cerca de Punta del Este. En particular, con la confusa compraventa de un campo en la zona de José Ignacio, según publicó el diario local El Observador.

Al mismo tiempo, en el Juzgado de Crimen Organizado quedó presentada la denuncia de los diputados argentinos Graciela Ocaña y Manuel Garrido, quienes aprovecharon para reunirse con colegas orientales en el Palacio Legislativo.

Video

Ocaña se refirió a la información que publicó El Observador, sobre la supuesta compra de un terreno en José Ignacio por parte de Fariña -que declaró primero que manejaba fondos de Lázaro Báez para luego desmentirlo- a un precio sobrevaluado de US$ 14 millones, cuando su valor de mercado fue estimado en cuatro millones de dólares.

"A mí me parece que ésta es una maniobra típica de lavado, lo que habrá que investigar", declaró Ocaña. "Es este tipo de maniobras en donde todos los países pueden sufrir las consecuencias de esta clase de malvivientes que utilizan las instituciones y las formalidades para lavar dinero", añadió la diputada.

Pero las revelaciones periodísticas no quedaron allí. Por un lado, el diario El País informó que una resolución de 2009 habilitó que se realice el chequeo de la mercadería que llega al aeropuerto sin la presencia de un aduanero, y alertó: "En la madrugada no hay funcionarios de ese organismo que controlen las cargas que llegan a Carrasco".

Sin controles estrictos

Por su parte, el matutino El Observador informó sobre Fariña que "llegó varias veces a Punta del Este en distintos aviones particulares", según "fuentes del sector aeronáutico", las que indicaron que "no utilizó el aeropuerto de Laguna del Sauce, sino el aeropuerto de El Jaguel, y que hacía aduana en el aeródromo de Melilla", cerca de Montevideo.

De acuerdo con la versión de ese diario, "la aeronave aterriza en Melilla y allí realiza el papeleo", donde "puede ser revisado o no" y luego sigue viaje rumbo a Punta del Este. "Las fuentes explicaron que allí no se suelen hacer controles estrictos", y precisaron que Fariña "siempre llegaba y se iba tarde en la noche".

Sobre el caso del campo El Entrevero, el agente inmobiliario Alejandro Perazzo, que actuó por la parte vendedora, dijo que el negocio fue por US$ 14 millones. No obstante, dijo no recordar a quién se lo había vendido. Pero la ley 17.835 obliga a las inmobiliarias a que realicen cualquier transacción superior a US$ 15.000, a registrar todos los datos de quienes participen de ésta y en caso que les resulte sospechoso, denunciarlo ante el Banco Central.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.