El casino flotante se muda a Dársena Sur

Hasta el 15 del mes próximo seguirá amarrado en Dársena Norte; buscan un lugar más accesible para los apostadores.
(0)
19 de octubre de 1999  

A mediados del mes próximo, el controvertido casino flotante que comenzó a funcionar desde el viernes 8 del actual en Dársena Norte, cambiará de lugar de amarre.

Como la continuación de la operación de la sala, cuestionada por el gobierno y la justicia porteños, está ahora en manos del juez federal Carlos Liporaci, los concesionarios comenzaron a preocuparse por el nuevo amarre que tendrá el buque.

Fuentes de Casinos de Buenos Aires, la empresa que explota la sala de juego, y autoridades de Lotería Nacional coincidieron ayer en que el nuevo destino del barco sería la zona sur del puerto.

Uno de los sitios elegidos es en Dársena Sur, en cercanías del amarradero donde funcionó Ferrylíneas, pero aún no fue confirmado por las autoridades de la Administración General de Puertos (AGP).

"Se están estudiando distintos sectores; creemos que el lugar definitivo va a estar en Dársena Sur, pero calculamos que la semana próxima se definirá la plaza donde el barco funcionará en forma definitiva", sostuvo Jorge Lima, vicepresidente de Lotería Nacional.

En un primer momento se había dicho que el barco casino funcionaría en los astilleros de Tandanor Sur, en proximidades de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors, pero, debido a lo difícil que resulta el acceso para los apostadores, se resolvió buscar un nuevo lugar.

En caso de que se defina por el mencionado predio de la AGP, donde funcionaron depósitos fiscales, cercano a las ex terminales de Buquebus y Ferrylíneas, el traslado para el público será mucho más cómodo.

El acceso al lugar será por la avenida Ingeniero Huergo y por la avenida Brasil hacia Elvira Rawson de Dellepiane. Es decir, a pocos metros del Dique Uno de Puerto Madero y de la autopista Buenos Aires-La Plata.

La AGP autorizó por 20 días a los concesionarios del buque casino a que amarren en Dársena Norte en forma provisional.

Los empresarios pidieron una prórroga hasta encontrar un lugar definitivo y por ello las autoridades portuarias accedieron a otorgarle una prórroga de otros 20 días, que vence el 15 del mes próximo.

A partir de allí, el barco deberá ser trasladado a un amarradero definitivo que cuente con espacio para instalar una playa de estacionamiento.

En manos de la Corte

Después de los intentos fallidos por cerrar la sala de juegos flotante que llevaron adelante autoridades del Ejecutivo porteño y de la justicia contravencional, la intervención del juez federal Carlos Liporaci abrió una nueva instancia en la pelea entre los gobiernos nacional y porteño por la jurisdicción de las aguas del Río de la Plata.

Como los dos reclaman su autoridad para sí, el único camino de solución posible parece tenerlo la Corte Suprema de Justicia.

Mientras tanto, en el barco continúan las apuestas. Se calcula que el último fin de semana pasaron por allí más de 3000 personas por día y que las apuestas rondarían los 500.000 pesos diarios.

Los días de semana las cifras bajan un poco. Los asistentes llegan a los 2000 y lo recaudado por apuestas no supera los 400.000 pesos en promedio.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios