Suscriptor digital

La "marcó" a Píparo y dijo que está arrepentido

Después de casi tres años, uno de los imputados le habló a la mujer que fue su víctima; el lunes se dará a conocer el fallo
Sebastián Lalaurette
(0)
8 de mayo de 2013  

LA PLATA.- A casi tres años del ataque, y luego de dos meses de debate, el lunes próximo un tribunal de esta ciudad dictará su veredicto en el juicio por el ataque a Carolina Píparo , la mujer que fue baleada en una salidera bancaria cuando tenía un embarazo de nueve meses. A raíz de la herida en los pulmones que le provocó el balazo que le dispararon, su bebe falleció pocos días después de nacer. Ayer, en la última jornada de alegatos, el acusado de haber señalado a la joven cuando retiraba dinero del banco dijo estar arrepentido, en tanto que otros tres imputados pidieron justicia.

Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 anunciaron que el lunes próximo, a las 11, darán a conocer su fallo.

" Estoy cansada porque hace dos meses que venimos con esto", dijo Píparo antes de entrar en la sede judicial para escuchar el alegato de la defensa de Luciano López, uno de los acusados, y las últimas palabras de los imputados.

Miguel Ángel "Pimienta" Silva, señalado como el encargado de "marcar" a la mujer embarazada dentro de la sucursal cuando retiró el dinero para realizar una operación inmobiliaria, dijo que estaba "arrepentido" y pidió a la familia Píparo "que tenga fuerza".

Carolina fue baleada el 29 de julio de 2010, cuando volvía a su casa del barrio La Loma tras retirar pesos y dólares de la sucursal del banco Santander Río de 7 y 42.

Dos hombres en moto la interceptaron, le arrebataron la cartera con el dinero y le dispararon en el abdomen. La mujer, que estaba embarazada de nueve meses, fue internada de urgencia y permaneció más de un mes en el hospital; su hijo, Isidro, nació en una operación de urgencia, pero falleció siete días después.

En la investigación, que estuvo a cargo del fiscal Marcelo Romero, se determinó que la mujer había sido "marcada" en el interior del banco y seguida hasta el barrio donde vive. Siete sospechosos fueron acusados de integrar la banda que concretó la salidera, entre ellos Carlos Burgos, a quien el fiscal señaló como autor del disparo. Pero Píparo sostuvo que Carlos Moreno, otro de los imputados, fue el autor del disparo. Por ese motivo, su abogado, Fernando Burlando, no pidió una condena contra Burgos.

Ayer, Silva, Burgos, Moreno y Claramonte dijeron sus últimas palabras antes de la sentencia. Burgos, Moreno y Claramonte insistieron en su inocencia y pidieron que se haga justicia. En tanto, Silva se mostró arrepentido. "Si lo hubiera podido evitar, lo habría evitado", manifestó.

Píparo lloró durante la audiencia y dijo que confía en que "los condenen a reclusión perpetua a todos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?