Conocé a Mustafá Yoda

(0)
9 de mayo de 2013  • 16:15

Crédito del oeste, fundador de la crew Sudamétrica y doble campeón nacional de freestyle, Mustafá Yoda ya está grande. "Este año se termina el carnaval de las caretas: se va a saber quién es quién en el rap", advierte el rimador, que tiene un nuevo disco, Imaquinar. Las máquinas nos imaginarán. Un cancionero que cierra un cerco sobre sí mismo, autónomo del mundo exterior, y trascendente en el rap argentino. "Es un disco que refleja trabajo y esfuerzo, y que todavía voy a valorar más dentro de cinco años", dice. Con juego internacional (tres giras por Europa), también será editado en España y Alemania (en EP), mientras ajusta detalles para viajar y difundir lo suyo en otros países. Y Japón está en la lista.

RODEO GRAMATICAL ¿De dónde salió eso de "Las máquinas nos imaginarán"? "Estamos en una era en la que todos hablan del Apocalipsis y de los cambios climáticos", dice, y esboza una teoría al mejor estilo Gaia: más temprano que tarde, la Tierra se sacará de encima a los humanos. Para contar este oscuro cuento, sumaron sus rimas el sevillano Juaninacka y los norteamericanos Seth P. Brundel, Soarse Spoken y Seven Star, además del chileno dj Manuvers, socio en los beats y en la producción, desde Miami: "Hicimos todo por internet, y mucho teléfono, porque a veces por mail nos entendíamos mal. Recién nos juntamos para la presentación en vivo del disco".

OBRA No es la primera vez que Manuvers y Yoda suman juntos: el dj ya le había hecho las bases para "Babilón", "Hip-hop en shock" y "Mi vida mc", acaso los tres pilares de su disco anterior, Cuentos de chicos para grandes, que esta revista incluyó entre los "50 Mejores del 2004". "Nos conocimos en una playa de Chile. Estábamos con una crew de mcs, me escuchó hacer freestyle, quedamos en mantener el contacto y una vez le pedí una base, sin muchas esperanzas de que me respondiera. Pero me la mandó", cuenta Musta. Y no es la única vez que habla de la playa: "Escribí la mayoría de las letras frente al mar, en Chile, Brasil, Barcelona, Lisboa y San Bernardo", dice. ¿San Bernardo? "Eeeh… sí, fuimos a San Bernardo con la mamá de mi novia en el auto. Me daba un poco de vergüenza mostrarle el disco, pero le dimos play… ¡y le gustó! Hace poco me preguntó dónde estaba, se ve que lo quería escuchar."

Por Javier Sinay

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?