Los 80 años de Café Martínez

La cadena avanza y suma locales; una historia enriquecedora que nació en España y llegó a nuestro país para consolidarse
José Luis Cieri
(0)
13 de mayo de 2013  

Pocas cafeterías de nuestro país pueden darse el lujo de tener una historia rica y próspera. Entre ellas se encuentra Café Martínez, una cadena que creció en los últimos tiempos con nuevas aperturas que buscan acercar sus típicos productos a la gente y que esta temporada transita por sus 80 años de vida. La trayectoria de la compañía surge en Asturias, en el norte de España. Ahí, don Atilano Martínez y doña Justa Martínez de Martínez, abuelos de los actuales propietarios de la marca, se conocieron y se casaron. Era 1928 y el clima en esas tierras ya presagiaba el inicio de la guerra (finalmente sucedió entre 1936 y 1939 y, fue devastadora). La contienda comenzaría en cualquier momento y Atilano la aborrecía. Ya había participado en otras guerras y era algo que no quería volver a vivir. Entre otras cosas, cantaba muy bien y tocaba el acordeón de oído. En un concurso de canto, al que había concurrido solo por diversión, conoció a Horacio Torres, hijo del fundador de Casa Torres, mayorista de una de las primeras casas de café de Buenos Aires. Este encuentro fue clave para que Atilano se iniciara en el mercado del café tostado con la empresa Torres, uno de los primeros tostaderos que hubo en la Argentina. Luego, por su manera de acercarse a los clientes y su política de venta conquistó varios amigos y como concretó una pequeña lista de clientes de venta de café tostado decidió independizarse. Así, con una tostadora de mano, comenzó con un pequeño local en la calle México, donde también vivían con su esposa, así surgió El Convidado. Este negocio duró cerca de 60 años, pero el producto fue muy poco conocido bajo este nombre, ya que todo el mundo lo llamaba el café de Martínez.

"En 1933, Atilano y Justa compraron el local, que actualmente tenemos en Talcahuano 948. Allí empieza Café Martínez como importador, elaborador y distribuidor mayorista, a todos los bares de Buenos Aires", dijo Marcelo Salas Martínez, uno de los socios directores de la empresa que tiene 80 años de vida.

En 1995 los nietos de los fundadores comenzaron a desarrollar el concepto de cafeterías gourmet. En 2000, luego de varios años de experiencia en el manejo de cinco sucursales propias, "comenzamos a franquiciar la marca", agregó Salas Martínez.

Actualidad

La cadena tiene más de 100 sucursales, de las cuales 90 se ubican fuera del ámbito porteño (en las provincias de Buenos Aires, Mendoza, Salta, Córdoba, Santa Fe, Tucumán, San Luis y San Juan. "Para 2013, prevemos abrir unas 30 sucursales, de las cuales 20 serán en la provincia de Buenos Aires, y las restantes 10, en el interior", dijo Leandro Canabe, gerente general de la compañía.

La apuesta incluye llegar a otros puntos internacionales, como Dubai (Emiratos Árabes Unidos). Ya están presentes en España, Chile, Uruguay y Paraguay. "Tenemos previsto para este año abrir nuevas sucursales en los países mencionados, y estamos evaluando el desarrollo de nuevas plazas como Perú, Colombia, México, Estados Unidos y Europa", comentó María Lucila Cabello, gerenta de marketing.

A la hora de elegir los locales y el metraje, Canabe indicó: "Privilegiamos zonas de mediano y alto tránsito, preferentemente esquinas, con una población mínima de 100.000 habitantes, de flujo constante. Los locales deben ser de acuerdo al formato de entre 80 y 200 m2".

Los valores de las inversiones varían de acuerdo con el formato de negocio que se pretenda abrir, contamos con formatos tradicionales, autoservicio y góndola, y rondan los 700.000 pesos + IVA sin gastos inmobiliarios y de habilitación", dijo Canabe.

Sobre el mercado en el que operan, Lucila Cabello dijo: "Hay una especie de expansión del café gourmet, decimos que es como un culto alrededor del café, que crece día a día".

"Por otra parte, se desestacionalizó su consumo, no hay estación del año o momento del día especial ya que hay más productos que se ofrecen para los distintos momentos y la gente elige la cafetería como el lugar en donde trabajar, reunirse con amigos, cerrar negocios, entre otras actividades", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?