Píparo: cinco condenados a perpetua

Un tribunal platense los consideró coautores del robo, del intento de homicidio contra la mujer y del asesinato del bebe, que nació tras una cesárea y murió una semana después; otros dos imputados fueron absueltos
Ramiro Sagasti
(0)
14 de mayo de 2013  

LA PLATA.- El Tribunal Oral Criminal Nº 2 de esta ciudad condenó ayer a prisión perpetua a cinco de los siete acusados de asaltar y disparar a quemarropa a Carolina Píparo, lo que provocó la muerte de su bebe, Isidro. Los condenados son Carlos Moreno, Juan Manuel Calvimonte, Luciano López, Miguel "Pimienta" Silva y Carlos Jordán Juárez. Los otros dos imputados, Carlos Burgos, que llegó al juicio señalado como el supuesto autor material del disparo, y Augusto Claramonte, fueron absueltos.

"Éste era el fallo que esperaba. Creí desde el primer momento que iba a haber justicia", dijo Carolina después del juicio, en el estudio de su abogado, Fernando Burlando. Sin embargo, agregó: "La herida por la ausencia de Isidro no la cierra la sentencia". Y cuestionó al Gobierno por la falta de seguridad bancaria (ver aparte).

Los jueces Claudio Bernard, Liliana Torrisi y Silvia Hoerr consideraron que la muerte del bebe -que nació tras una cesárea de urgencia y sobrevivió una semana- fue un homicidio y no un aborto, como planteaban Oscar Casalla, abogado de Calvimonte y Claramonte, y Héctor Pizzano, defensor de Jordán Juárez. Así pues, a los cinco sentenciados se los halló culpables del intento de homicidio criminis causa (aquel crimen cometido para ocultar o lograr impunidad por otro delito) en perjuicio de Píparo, del homicidio criminis causa del bebe y del robo calificado por el uso de arma de fuego.

Video

Pese a estar conforme con el fallo, Carolina Píparo no concordó con la absolución de Claramonte , el único que había llegado al juicio oral en libertad, por falta de mérito. Estaba acusado de proporcionar cobertura legal a la banda. El fiscal, Marcelo Romero, había pedido que fuera condenado a 15 años de prisión por asociación ilícita.

"La absolución de Burgos la esperaba", dijo Carolina. Cuando empezó la audiencia oral, Burgos estaba acusado de ser el autor material del disparo. Pero durante la reconstrucción del ataque, la mujer se acercó el juez Bernard y le dijo que había sido Moreno y no Burgos el que le disparó. El fiscal Romero también había pedido una pena de 15 años para Burgos por asociación ilícita, pero el tribunal consideró que, como con Claramonte, no había elementos para condenarlo.

Ya libre, Carlos Burgos, emocionado hasta las lágrimas, se abraza con su madre y su hermana
Ya libre, Carlos Burgos, emocionado hasta las lágrimas, se abraza con su madre y su hermana Crédito: Fotos de Santiago Hafford

Romero y Burlando elogiaron la sentencia. El fiscal consideró que el tribunal había sido "más que valiente con su fallo", al que calificó como "monolítico". El abogado de Píparo también destacó la solidez del fallo, acusó de "bestias" a los condenados y afirmó: "No tienen capacidad de arrepentimiento".

Detrás de Burlando salió Burgos con su abogado, Rubén Carrazzone. Burgos abrazó a su madre; ambos sonreían, con los ojos llorosos. Ella le prometió milanesas a la napolitana para la cena y Burgos se dirigió a los periodistas: "Lo único que me gustaría ahora es pedir, con todo respeto, que de la misma forma en que me ensuciaron me limpien. Los tres años en la cárcel fueron un infierno".

Si bien los jueces no les adjudicaron responsabilidades penales a los empleados del banco, sostuvieron en el fallo que "resulta a todas luces evidente y palpable que la entidad bancaria a la que concurrió Píparo a retirar su dinero no le brindó el más mínimo cuidado y protección".

La salidera bancaria ocurrió la mañana del jueves 29 de julio de 2010. Carolina y su madre, María Ema Cometta, habían ido a una sucursal del Banco Santander Río, en 7 y 42, a retirar 10.000 dólares y 13.000 pesos. Allí fueron "marcadas" por "Pimienta" Silva. Con ese dinero, Carolina y su marido, Juan Ignacio Buzzali, iban a completar el monto que necesitaban para comprar su primera casa. La operación inmobiliaria estaba programada para el día siguiente y Carolina, embarazada de nueve meses, daría a luz el lunes.

Video

Cuando Carolina y su madre estacionaron frente al departamento en el que vivían, en 21 y 36, fueron sorprendidas por Moreno y López, que las habían seguido en una moto. Moreno bajó, armado, sacó a Carolina del auto tomándola por el pelo y le gritó: "¡Dame toda la guita que sacaste del banco, hija de puta!". Carolina gritó un "no" instintivo, pero enseguida le dijo que se llevara todo y le rogó que no le hiciera daño, que estaba embarazada. Pero Moreno le disparó igual. La bala le atravesó el mentón y luego le perforó un pulmón. La víctima fue trasladada al hospital de Gonnet, donde le practicaron una cesárea de urgencia. Isidro murió una semana después.

El tribunal dio por probado que Silva "marcó" a la víctima dentro del banco, que López manejó la moto y que Moreno disparó. Jordán Juárez fue sindicado como el líder de la banda y Calvimonte, como el encargado de conseguir la mano de obra y los teléfonos que se usaron en varias salideras, entre ellas la de Píparo.

CONDENADOS

  • Carlos Jordán

    De 45 años, fue señalado como el líder de la banda que atacó a Carolina Píparo
  • Carlos Moreno

    Fue reconocido por Carolina Píparo como el autor material del disparo; tiene 20 años
  • Luciano López

    Tiene 20 años; el tribunal estableció que él conducía la motocicleta en la que iba Moreno
  • Miguel Silva

    Fue condenado por actuar como el "marcador" de la víctima dentro del banco; tiene 43 años
  • Juan Calvimonte

    Quedó establecida su participación en el armado logístico de la banda; tiene 25 años
  • ABSUELTOS

  • Carlos Burgos

    Tiene 20 años. Había sido señalado como el autor del disparo: la propia víctima negó su participación
  • Augusto Claramonte

    Llegó en libertad al juicio oral; de 44 años, se lo acusaba de haber dado cobertura legal a la banda
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.