Di Tella no quiere estar lejos de la diplomacia

(0)
7 de mayo de 2000  

Casi en secreto y con gran cautela, tres diplomáticos sudamericanos comentaron en la despedida del embajador del Uruguay, Julio César Lupinacci, trasladado a la Santa Sede, que el ex canciller del gobierno menemista Guido Di Tella tendría intención de formar parte del grupo de amigos de Colombia.

En la comunidad internacional se viene pensando en un organismo que sirva de ámbito de discusión -nexo entre guerrilla y gobierno- para buscar una solución al problema de ese país.

La idea tendría su origen en el Departamento de Estado, que visitó hace dos semanas quien fue canciller de Carlos Saúl Menem, y después viajó a Canadá, donde se estaría sopesando y dando carnadura al organismo.

Sin embargo, hay que pensar que si hubiese invitación de Colombia para constituir el grupo, el Gobierno, de aceptar, designaría a alguien de sus filas.

Por eso parece más sólida la versión de sus íntimos de que a lo que apunta es a ser titular del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), cargo por renovarse este año.

Aquí Di Tella no tendría inconveniente -todo lo contrario- en conseguir el endoso nacional, claro, después de conocerse las voluntades de los países influyentes.

* * *

Se han pedido los plácets a Argelia y a Paquistán para los diplomáticos profesionales Jorge Vehils y Horacio Basso en reemplazo de sus pares Gerónimo Cortés Funes y Marcelo Gabastou , respectivamente, que han excedido el plazo usual. Cortés Funes logró en sus siete años en Argelia dos cosas por destacar.

Una, no haber sido víctima de ataques del fundamentalismo como varios colegas extranjeros, y otra, que se multipliquen por cifra de dos dígitos las exportaciones de aceites y productos agropecuarios, según señala el nomenclador de nuestro comercio exterior.

* * *

Cuando hace unos meses el vicepresidente de la Nación, Carlos Alvarez , viajó a Guatemala, por la trasmisión del mando presidencial en ese país, conoció al pintor santafecino Carlos "Che" Ferreyra, miembro destacado de la colectividad argentina desde hace treinta años.

Vio sus cuadros y, en un gesto inusual, lo invitó a exponer en Buenos Aires. El 23 próximo Ferreyra inaugurará una muestra en el Salón Azul del Senado.

Son obras hiperrealistas de restallante colorido que, a juzgar por la posición del artista -crematísticamente hablando-, se venden bien en América Central, y en Miami, Nueva York y Madrid, donde expuso en varias ocasiones.

* * *

Además de las deudas de la Cancillería con los organismos internacionales que, como se dijo hace dos semanas, van a ser cubiertas parcialmente en fecha muy próxima, también otros ministerios deben cuotas desde 1998 a las entidades a las que pertenecen.

Trabajo adeuda a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y Salud Pública a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Oficina Panamericana de la Salud (OPS).

* * *

No porque el traficante de armas sirio Al Kassar tenga una casa en Damasco frente a la embajada argentina ni porque una empleada de ésta viva muy próxima a la fábrica de baldosas de Ibrahim Al Ibrahim, lo que se va a narrar tiene que ver con la diplomacia.

Más bien tiene que ver con nuestra seguridad y con Amira Yoma , que desde hace casi un año vive en Marbella.

Su casa vacía y con cartel de "se alquila", de La Pampa 3532, sigue con custodia policial de cuatro suboficiales al día, que por cumplir esas funciones seguramente no pueden prestar otros servicios a la comunidad.

Confiaron algunos de los policías a curiosas señoras de Belgrano que no se trata de un trabajo extra, sino de una misión oficial.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?