Guillermo Rico: el galán imitador de los Cinco Grandes del Buen Humor

Adolfo C. Martínez
(0)
21 de mayo de 2013  

Cantor, imitador y actor, Guillermo Rico, que falleció a los 93 años, logró a lo largo de su extensa trayectoria artística la simpatía de los espectadores de varias generaciones. Había nacido en Lanús Oeste el 8 de febrero de 1920 y en 1937 debutó como cantante de tangos en el club Talleres de Remedios de Escalada, y posteriormente integró el conjunto Los Bohemios, dirigido por Mario Pugliese "Cariño", con quien fue logrando popularidad entre los aficionados a los espectáculos de diversiones. En 1938 pasó a formar parte de La Caravana del Buen Humor, posteriormente llamada La Cruzada del Buen Humor, grupo dirigido por Tito Martínez del Box y cuyos libretos escribía Máximo Aguirre.

Durante esta época, y con el nombre de Guillermo Coral, fue cantor de la orquesta de Francisco Canaro, con quien grabó temas tan populares como "La última copa", "Mi promesa", "Café para dos" y "La novia del alcohol". Desvinculado de Canaro en 1946, pasó a integrar, a partir de 1948, Los Cinco Grandes del Buen Humor junto a cuatro miembros de La Cruzada: Jorge Luz, Rafael Carret, Zelmar Gueñol y Juan Carlos Cambón. El quinteto fue rápidamente aceptado por el público, que veía en ellos a los portadores de un humor cándido y alocado, y el cine les dio la oportunidad de lograr un éxito masivo a través del film Cuidado con las imitaciones (1948) al que siguieron títulos como Cinco grandes y una chica , Cinco locos en la pista, Fan tasmas asustados , Locuras, tiros y mambo, La patrulla chiflada, Vigilantes y ladrones, Trompada 45, Desalmados en pena y Veraneo en Mar del Plata .

En los films en los que protagonizó con este grupo humorístico, Guillermo Rico desempeñaba los papeles de galán que conquistaba a la chica de turno (Laura Hidalgo, Blanquita Amaro, Susana Campos, Maruja Montes y Fada Santoro, entre otras) y hacía festejadas imitaciones de los cantantes del momento.

La pantalla grande lo tuvo también como participante de los elencos de las películas El fabricante de estrellas, No salgas esta noche, Romance sin palabras, El fantástico mundo de la María Montiel, Frutilla, Sentimental, Señora de nadie y Te amo . Tras la desvinculación del conjunto participó en programas televisivos de gran audiencia, entre ellos, Rolando Rivas, taxista y Los machos .

Atraído por el teatro, realizó una temporada revisteril en el escenario del Tabarís junto a Pepe Arias, Zulma Faiad, Telma Tixou y Rafael Carret. Durante esta etapa de su carrera solía decir que el escenario le había brindado la oportunidad de ponerse delante del público "para mostrarme como alguien que hizo siempre lo posible para hacer reír, para divertir, para que el público se sienta feliz como yo lo fui durante toda mi trayectoria".

En los últimos años, y ya retirado del espectáculo, Guillermo Rico no perdió ni la sonrisa ni la mirada de los papeles que le tocó interpretar, y en esos gestos se siguió conservando el personaje que realmente nos legó, no el de cantor de Canaro, sino el del conjunto cómico que lo consagró: Los Grandes del Buen Humor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?