Suscriptor digital

Eva Perón, en la visión de Nicola Costantino, ya se luce en Venecia

La instalación de la rosarina se exhibe, desde hoy, en el Pabellón Argentino
Cristina Taquini
(0)
29 de mayo de 2013  

VENECIA.- "Decidí personificar a Eva Perón porque se impuso en mi imaginario como una de las figuras más emblemáticas que hayan existido", afirma Nicola Costantino, la artista rosarina elegida para representar a la Argentina en la 55a Bienal de Arte de Venecia.

Son las 11 de la mañana y hay febriles preparativos para el "gran día", el de la inauguración oficial del Pabellón Argentino, que incluirá este mediodía una video-conferencia entre la presidenta Cristina Kirchner, desde el Museo del Bicentenario en Buenos Aires, y el vicepresidente Amado Boudou, en el pabellón veneciano. Fue precisamente la Presidenta quien le impuso otro nombre a la instalación: pasó de ser Rapsodia inconclusa , como la había bautizado la artista, a Eva-Argentina, una metáfora contemporánea .

Nicola Costantino había imaginado los subsuelos del Teatro Colón para su obra, que empezó a realizar hace dos años, pero es difícil imaginar un espacio más adecuado que el Pabellón Argentino en el ámbito de la cita con el arte más importante del mundo. "Es impresionante", dice Costantino sin perder un detalle de los últimos preparativos. La acompaña el curador Fernando Farina, uno de los más celosos conocedores de las obras de esta artista singular.

En la semipenumbra del inmenso espacio, donde alguna vez se almacenaron las municiones del arsenal de la República de Venecia, se proyecta un video sobre una pantalla semicircular que muestra a Eva Duarte de Perón en diferentes momentos de su vida y de su intimidad. Es el primer movimiento de su "Rapsodia" y se llama "Eva. Los sueños". La protagonista es Nicola Costantino y su imagen se superpone constantemente mostrando la parábola de la vida del "arquetipo".

Tomando el desayuno en deshabillé, hojeando una revista con un simple vestido floreado, hasta las últimas imágenes en tailleur, con el peinado con el que pasaría a la historia en monedas y estampillas, y Eva-Nicola con el famoso vestido blanco de Dior actualmente en el Met neoyorquino. "Hay un juego de ficción y realidad: Nicola que se transforma en Eva y después la ficción de Eva."

El tercer movimiento de su "Rapsodia" se llama "Eva. La fuerza", una compleja estructura en forma de amplio vestido, pero con una columna vertebral que lo sostiene, que se desplaza gracias a un mecanismo dentro de un cuadrilátero.

"Es la última vestimenta que quedó poseída con sus sentimientos. Ya no está la figura de Eva", dice la artista, evocando la estructura ortopédica que, se dice, la sostenía en su última aparición pública.

El movimiento final de la "Rapsodia" muestra una camilla de metal cubierta por una montaña de lágrimas de hielo que representan "el sentimiento de dolor, pérdida y desconsuelo" por la muerte de Eva Perón y "la relación de ella con su pueblo, los dos millones de personas que durante 14 días acudieron a homenajearla".

"Yo pienso que en esa camilla está su cuerpo, conservado por el sentimiento de su pueblo. La obra se concluye de forma abstracta, muy poco figurativa", reflexiona Costantino, una artista suficientemente joven como para abordar la figura de Eva Perón sin prejuicios, desde el arte.

Al final del recorrido, en un espacio blanco y más iluminado, se ven cuatro videos con imágenes de la época, que muestran diferentes acontecimientos públicos de la vida de Eva, así como las últimas imágenes del multitudinario funeral evocado por Costantino.

En una pared, escrita en grandes caracteres, se lee una frase-legado de Eva Perón: "Y aunque deje en el camino jirones de mi obra, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria".

Desde hoy y hasta el 25 de noviembre próximo, la Rapsodia en tres tiempos será uno de los atractivos de la 55a Bienal de Venecia y una vidriera única para la obra de la artista rosarina. A pesar de su extraordinaria contemporaneidad lo suyo evoca la capacidad renacentista de los artistas-artesanos e inventores que fueron sus antepasados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?