Dictan mañana la condena a Menem y Camilión por el contrabando de armas

La decisión será comunicado por el Tribunal Oral y Penal Económico 3, que consideró al ex presidente y al ex ministro culpables del envío ilegal de armamento a Croacia y Ecuador
(0)
30 de mayo de 2013  • 12:06

El senador nacional y ex presidente de la Nación, Carlos Menem, su ex ministro de Defensa Oscar Camilión y otros diez condenados recibirán mañana sus respectivas penas a prisión por el mismo tribunal que los había absuelto en el juicio sobre contrabando de armas a Croacia y Ecuador.

Fuentes judiciales informaron que Menem, Camilión y otros enjuiciados fueron citados para las 9.30 a una audiencia en los juzgados de Comodoro Py 2002 por el Tribunal Oral Penal Económico 3 (TOPE3), que vio revocado la absolución y dictará el monto de las penas por orden de su superior, la Cámara de Casación Penal.

En el juicio que transcurrió durante tres años, de 2008 a 2011, y finalizó con los 17 acusados absueltos, la Fiscalía había pedido 8 años de cárcel para Menem, que tiene fueros parlamentarios y ahora deberá afrontar un pedido de desafuero por parte del TOF3, y 7 años de encierro a Camilión.

El 8 de marzo pasado la Sala Uno de la Cámara Federal Nacional de Casación Penal revocó las absoluciones dictadas por el (TOPE3) y ordenó a los mismos jueces que ahora impongan las penas, las cuales podrían ascender de cuatro a 12 años de cárcel.

Menem y Camilión fueron condenados por Casación como coautores de contrabando agravado de armas a Croacia y Ecuador, de 1991 a 1994, junto al ex coronel de Ejército y traficante de armas Diego Palleros, los ex funcionarios de la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM) Luis Sarlenga, Edberto González de la Vega, Carlos Jorge Franke, Jorge Antonio Manuel Cornejo Torino, Manuel Cornejo Torino y Teresa Irañeta de Canterino.

Y además los ex funcionarios del área de Defensa Julio Jesús Sabra, Carlos Alberto Núñez, Haroldo Fusari.

Para los jueces del TOPE3, Luis Imas y Horacio Artabe, en cambio, la venta de armas no consistió, según habían resuelto en su sentencia, un "acto de contrabando" sino que fue una "decisión de política exterior y un acto político no judiciable". En disidencia, el juez Gustavo Losada había votado por la culpabilidad.

Respecto del enjuiciado y ex militar Antonio Vicario, la Sala Uno decidió suspender el recurso de casación y remitir el caso al TOPE3 para que "resuelva si se encuentra prescripta la acción penal".

Los camaristas Eduardo Madueño, Luis María Cabral y Juan Gemignani dictaron las condenas "en función de la inserción de destinos falsos (Panamá en el caso de los decretos 1697/91 y 2283/91 y Venezuela en el caso del decreto 103/95) a efectos de ocultar a la Aduana los verdaderos destinos" Croacia y Ecuador.

A esos países que libraban guerras "se dirigían las exportaciones" de armamento y "en algunos casos", además, "existió aprovechamiento del especial procedimiento de exportación de material bélico secreto para cobrar indebidamente reintegros por elementos que eran usados y viejos".

En todos los casos el contrabando se consideró agravado por "tratarse de material bélico (artículo 867) y a su vez por la intervención de más de tres personas (artículo 865 inciso a) y por haberse realizado con la participación de funcionarios públicos (artículo 865 inciso b)", ponderaron los jueces.

Para la Sala Uno hubo "tres momentos históricos" en todo este caso y los separó así: "la suscripción (à) por Menem de los decretos mediante los cuales se autorizó la venta a Panamá y Venezuela"; "el embarque con un destino falso y de materiales no autorizados"; y "la percepción indebida de reintegros".

Los camaristas señalaron que entre el armamento exportado había "obuses italianos y cañones Citer que fueron retirados de unidades del Ejército argentino", a los cuales "se les suprimió la identificación y numeración", y "pólvora, municiones y armas viejas, de funcionamiento anormal y de uso prohibido por su peligrosidad".

Por consiguiente concluyeron que "la imputación consiste en la burla a la fiscalización de la Administración Nacional de Aduanas de las operaciones de venta de material bélico" a países con los que estaba "prohibida" y se hizo en forma "clandestina", además de "beneficiarse con reintegros indebidos".

Asimismo, Madueño, Cabral y Gemignani establecieron que en la ex Yugoslavia "se tuvo conocimiento de esta venta de armas a Croacia" y ello "puso en peligro a las tropas argentinas allí destacadas en función de garantes de paz por las Naciones Unidas".

El escándalo de la venta de 6.500 toneladas de armas, de 1991 a 1995 a Croacia y Ecuador, durante las guerras de los Balcanes y del Cenepa, respectivamente, saltó a la prensa porque la ONU había dictado un embargo de comercializar armamento a ambos países. Y la denuncia original fue radicada por el abogado porteño Ricardo Monner Sans.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.