Se quiso ahorcar en su celda el joven que le disparó a Píparo

Carlos Moreno fue hallado por los guardias de la cárcel de Olmos con una toalla enrollada en el cuello; fue trasladado a otro penal
Sebastián Lalaurette
(0)
31 de mayo de 2013  

LA PLATA.- El joven condenado por ser considerado el autor del disparo que sufrió Carolina Píparo durante una salidera bancaria ocurrida hace casi tres años en esta ciudad intentó suicidarse en su celda de la cárcel de Olmos, aparentemente debido al acoso que sufría por parte de otros presos.

Así se informó oficialmente ayer. Se trata de Carlos Moreno, de 20 años, que fue condenado a prisión perpetua en el juicio que se tramitó en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de La Plata por el ataque a Píparo, ocurrido el 29 de julio de 2010.

Como consecuencia del disparo, a la víctima, que estaba embarazada de ocho meses, le tuvieron que hacer una cesárea de urgencia para que pudiera dar a luz a su hijo, Isidro. El bebe murió una semana después.

Según fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), Moreno quiso ahorcarse en su celda de la Unidad Penal N° 1 de Lisandro Olmos, en las afueras de esta capital provincial. El intento de suicidio, que se conoció ayer, ocurrió el 23 de este mes, apenas un día después de llegar a esa cárcel proveniente de la Unidad N° 34 de Melchor Romero.

Los guardias que vigilaban el pabellón acudieron a la celda al oír unos ruidos y se encontraron con Moreno con una sábana enrollada en torno al cuello y atada a la ventana de la celda. Lo auxiliaron e impidieron que lograra ahorcarse.

Luego, por pedido de la defensora oficial María Vigorelli, que representó a Moreno en el juicio, fue llevado de vuelta al penal de Melchor Romero.

Es que en la Unidad N° 34, que está dedicada a los internos con pro­blemas psiquiátricos, Moreno con­ta­ba con una celda individual, a diferencia de Olmos, donde debía compartirla con otros presos.

Ayer circulaba la versión de que justa­mente el acoso de los demás inter­nos de Olmos, que aparentemente pretendían "vengar" la muerte de Isidro, habría sido el disparador de su decisión de quitarse la vida.

Moreno fue sindicado como autor del disparo que hirió a Píparo y mató al pequeño Isidro cuando la víctima identificó su rostro durante el juicio oral y público.

Originalmente, otro sospechoso, Carlos Burgos, estaba acusado de ser el autor del disparo, pero finalmente fue absuelto, al igual que Augusto Claramonte, quien estaba acusado de prestar asesoramiento legal a la banda.

Los otros cuatro imputados fueron condenados por el hecho. Son Carlos Jordán Juárez, Miguel Ángel Silva, Luciano López y Juan Manuel Calvimonte.

"Se perdieron miles de vidas en este país por la inseguridad. Hacer como que no existe me parece terrible", sostuvo Píparo el 14 de este mes, un día después de la sentencia.

"Me quitaron todo de Isidro, hasta la posibilidad de que muriera conmigo. Uno siempre piensa que si hay un bebe que está mal es mejor que se muera. Pero cuando yo estuve en terapia intensiva, que los primeros días estuve consciente y una médica me explicó el estado de Isidro, que podía quedar con muchas discapacidades, fue un egoísmo de madre que lo primero que pensé fue «Que se quede conmigo, yo lo voy a hacer feliz». Yo lo quería conmigo", dijo en una entrevista radial la víctima de la salidera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.