Suscriptor digital

La Corte ya estudia la reforma judicial

Analiza los cambios para anticiparse a un per saltum
Adrián Ventura
(0)
31 de mayo de 2013  

Sólo luego del viernes, al filo de los plazos del cronograma electoral, la jueza Servini de Cubría dictará su fallo sobre la reforma del Consejo de la Magistratura. Para entonces, habrá otras sentencias. Los partidos, los abogados y los jueces creen que la ley será declarada inconstitucional. Pero, por las dudas, preparan los recursos, y la Corte, previendo una avalancha de casos, comenzó a estudiar en detalle la reforma.

En efecto, todo indica que la semana próxima se dictarán los primeros fallos. El mismo hecho de que Servini se pronunciará recién luego del 7 de junio -cuando apenas falten cinco días para que venza el plazo para que los partidos anoten sus alianzas- hace presumir que la jueza se pronunciará sobre el fondo del asunto y declarará inconstitucional la elección popular de jueces y abogados.

Es en ese contexto de premura que el máximo tribunal puso a sus mejores secretarios a estudiar los puntos más delicados de la nueva legislación.

En primer lugar, el artículo 114 de la Constitución nacional sólo admite una interpretación: dice que el Consejo estará integrado por representantes de los órganos políticos que surgen de la elección popular (delegado del Poder Ejecutivo, diputados y senadores) y por jueces, abogados y académicos que, según la Constitución, no tienen relación alguna con el voto popular. ¿Es compatible la nueva ley con la Constitución?

La segunda pregunta que se hacen en la Corte es si el nuevo Consejo de 19 miembros, de los cuales sólo tres serán jueces, cumple con el "equilibrio" de los estamentos que exige la Constitución. Son las mismas preguntas que se hacen los jueces.

Ayer fue un día agitado en Tribunales. La jueza María Servini de Cubría estudia cinco amparos promovidos por Elisa Carrió; Juan Pablo Arensaza y Patricia Bullrich (Unión por Todos); la Asociación de Magistrados y el Colegio de Abogados de la Capital Federal, así como también otras siete acciones de inconstitucionalidad impulsadas por varios partidos, entre ellos la UCR, Pro y FAP. Pocas veces el Gobierno logró generar en la oposición tanta unidad.

Fallos y per saltum

En todas esas causas, Servini aplicó una fórmula similar: la jueza dijo que "por el momento" no dictará ninguna medida cautelar y, antes de pronunciarse, le dio intervención al gobierno nacional, por cinco días.

A partir de mañana, Servini se tomará una licencia y el juez que la reemplace, Ariel Lijo, no dictará ningún fallo definitivo. Pero sí lo hará Servini, a su regreso, en siete días. Y durante esos días también comenzarán a pronunciarse otros jueces federales.

Los partidos, el Colegio Público de Abogados y la Asociación de Magistrados están seguros de que ganarán, porque los jueces declararán que es inconstitucional la ley que los obliga a someterse a elecciones en las listas de los partidos políticos. O, por lo menos, los jueces suspenderán la aplicación de la norma.

De todas maneras, por las dudas, el presidente de la UCR, Mario Barletta, ya dejó ayer firmado el recurso per saltum . Y lo mismo hará el presidente de los abogados porteños, Jorge Rizzo.

Ricardo Lorenzetti, titular de la Corte, ya anticipó que el tribunal no esquivará el tema y lo abordará rápidamente. Por eso puso a la gente a analizar posibles soluciones, aun cuando todavía no llegó ninguna de las demandas contra la ley del Consejo.

En la Corte son conscientes de que el Poder Ejecutivo pretende extender su influencia sobre todo el Poder Judicial. Pero también observan que la mayoría de los jueces, que es lo mismo que decir la mayoría del Poder Judicial, está decidida a resistir la reforma. Un conflicto que pondrá a prueba el liderazgo de la propia Corte.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?