Suscriptor digital

Di Tullio liderará el bloque kirchnerista en Diputados

Reemplazará a Rossi y se convertirá en la primera mujer en ocupar el cargo en la historia del Congreso; tiene mandato hasta diciembre
Laura Serra
(0)
31 de mayo de 2013  

La diputada Juliana Di Tullio se convertirá en la primera mujer en presidir un bloque oficialista en la historia parlamentaria. Como actual vicepresidenta, sucederá en el cargo al saliente Agustín Rossi, quien batió el récord de siete años y medio al frente de la bancada de diputados kirchneristas y que ahora, por decisión de la presidenta Cristina Kirchner , partirá como ministro a la cartera de Defensa.

"Va a ser Juliana", confirmó el propio Rossi al regresar anoche, por última vez, a su despacho del tercer piso de la Cámara de Diputados. El próximo lunes asumirá su cargo. "Estoy contento", afirmó con sonrisa tiesa, aún sorprendido por la designación. Es que la noticia asombró a todos, empezando por él mismo. La Presidenta lo había llamado anteanoche, al finalizar la sesión, y lo convocó para ayer a la tarde a la Casa Rosada. Esperaba algún tipo de definición de boca de la mandataria sobre las candidaturas legislativas oficialistas en Santa Fe, distrito crucial si los hay. Rossi se postulaba para un tercer mandato como diputado nacional y esperaba ansioso el guiño presidencial. Sin embargo, la mandataria le tenía preparado otro destino, y él aceptó. Renunciará a su cargo -no se tomará licencia como Martín Sabbatella- y lo reemplazará el periodista Juan Carlos Bettanin.

El sillón de presidente de bloque será ocupado ahora por Di Tullio, otra de las grandes sorprendidas por los anuncios presidenciales. Peronista de Morón, esta mujer de 41 años tiene mandato hasta diciembre próximo, por lo que su actuación como jefa de bloque sería de sólo seis meses, a menos que la Presidenta la incluya otra vez en la lista de candidatos por Buenos Aires y la entronice como jefa de bloque.

Lo cierto es que, al menos en lo que queda de este año, Di Tullio no tendrá demasiadas oportunidades para actuar como jefa de bloque en el recinto; es que, como es tradicional en los años electorales, la actividad parlamentaria comienza a decaer a mitad de año.

De hecho, se espera que haya sólo dos sesiones más antes del receso de invierno para después bajar la cortina hasta pasadas las elecciones internas de agosto y las generales de octubre próximo.

La agenda tampoco se presentaría demasiado complicada, a menos que la Presidenta sorprenda con la presentación de algún proyecto de ley. Según fuentes legislativas, ya no quedan temas ríspidos por debatir salvo el nuevo Código Civil y Comercial, que sería postergado para después de las elecciones, y el proyecto para expropiar la empresa Papel Prensa que presentó Carlos Kunkel, sobre el que todavía no hay fecha de tratamiento.

Un bloque con bajas

De todas maneras, manejar un bloque oficialista no resulta sencillo para nadie, aunque sea por poco tiempo y la agenda no se presente conflictiva.

Di Tullio recibirá una bancada de 111 diputados kirchneristas que, si bien luce compacta, necesita de cada vez más aliados para conseguir el quórum de 129 legisladores para sesionar. La tarea no le está resultando sencilla al oficialismo; de los 140 legisladores que ostentaba al despuntar el segundo mandato de Cristina Kirchner a duras penas logran reunir ahora entre 132 y 134 diputados.

Esto se debe a las bajas que se produjeron en el último tiempo en el bloque kirchnerista, básicamente por discrepancias con el gobierno nacional. Entre ellos se cuentan los diputados Jorge Yoma, Facundo Moyano, Omar Plaini, Blanca de Peralta y, el último de todos, Oscar "Cachi" Gutiérrez, quien anteayer no votó la ley de blanqueo de capitales porque no estaba de acuerdo con el proyecto oficial.

De todas maneras, más allá de los crujidos internos, el bloque oficialista bajo el comando de Agustín Rossi logró mantener el invicto. El desafío de Di Tullio será ahora mantenerlo.

La interna del PJ en Santa Fe

La designación de Agustín Rossi al frente del Ministerio de Defensa puede terminar siendo el bálsamo que esperaba el PJ santafecino para encarar un esquema de unidad y recuperar bancas en las elecciones legislativas de octubre. A comienzos de año, varios intendentes le plantearon a Julio De Vido que el kirchnerismo se apartara de la interna del distrito o que definiera qué hacer con el hasta ayer jefe del bloque de diputados. Le dijeron que si Rossi volvía a encabezar la lista de candidatos, ellos darían un paso al costado. En 2009, la más votada para legisladores provinciales fue María Eugenia Bielsa. Y en 2011, la candidatura de Rossi a gobernador llevó al peronismo al tercer puesto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?