¿Qué hará Estados Unidos con el informante del escándalo de espionaje masivo?

Legisladores republicanos ya solicitaron la extradición de Edward Snowden; cuál es el acuerdo entre Washington y Hong Kong
(0)
10 de junio de 2013  • 08:44

En un video desde la habitación del hotel de Hong Kong donde vive hace tres semanas, Edward Snowden, un ex empleado de la CIA y contratista de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés), admitió que "todas las opciones son malas" respecto de su futuro después de revelar que fue él quien filtró información que destapó la red de espionaje masivo en Estados Unidos. Entre esas opciones, mencionó la extradición a Washington o incluso la presión del gobierno chino para que devele más información sobre el sistema de inteligencia y de defensa estadounidense.

"[En Estados Unidos] Dirán que he roto el Acta de Espionaje y ayudado a nuestros enemigos, pero eso no puede ser usado en contra de nadie que dé cuenta de cuán masivo e invasivo se ha convertido el sistema", aseguró en la entrevista con The Guardian, uno de los dos medios a los cuales filtró documentos para probar la existencia de una red de espionaje secreta del Gobierno sobre ciudadanos estadounidenses y extranjeros a través del control de sus llamadas y uso de Internet.

Desde que el diario británico publicó ayer en su sitio web la entrevista con Snowden, un joven de 29 años que trabajaba hasta hace tres semanas en una de las sedes de NSA como empleado de una empresa contratista, legisladores republicanos manifestaron que debe solicitarse la extradición con urgencia.

Hasta el momento, el gobierno de Barack Obama , fuertemente afectado por el escándalo, no se pronunció al respecto. La NSA ya solicitó una investigación criminal sobre la información filtrada y ayer, el Departamento de Justicia dijo que estaba en las etapas iniciales de una investigación criminal por las filtraciones.

Cualquier intento de procesar a Snowden estaría sustentado en la ley de espionaje, de 1917, el mismo marco utilizado en el juicio que se mantiene actualmente contra el soldado Bradley Manning, informante de WikiLeaks.

Las autoridades de Hong Kong o de China tampoco hicieron declaraciones. Ambos países pueden negarse al pedido a un eventual pedido desde Washington.

El presidente del subcomité de Seguridad Doméstica de la Casa de Representantes, Peter King, llamó a la extradición de Snowden a través de un comunicado. "Si Edward Snowden filtró realmente la información de la NSA, como él asegura, el gobierno de Estados Unidos debe procesarlo bajo el alcance de la ley y comenzar el proceso de extradición lo antes posible", dijo el legislador republicano. "Estados Unidos debe dejar en claro que ningún país debe darle asilo a este individuo. Es una cuestión con consecuencias extraordinarias para la inteligencia del país", agregó.

Por su parte, el también republicano Mike Rogers, presidente del comité de Inteligencia de la Casa de Representantes, dijo que Snowden "difundió la suficiente cantidad de información como para ser considerado peligroso".

Además, Shawn Turner, un vocero del director nacional de inteligencia, James Clapper, afirmó que la comunidad de la inteligencia estadounidense ya está midiendo el daño provocado y enfatizó: "Cualquier persona que tiene una autorización de seguridad sabe que él o ella tiene una obligación de proteger la información clasificada y hacer caso a la ley".

En una entrevista con la cadena CNN, el ex analista de la CIA Bob Baer señaló que Estados Unidos seguramente buscará su extradición. "El gobierno está obligado a perseguirlo. No pueden pasar esto por alto", opinó, y agregó que, debido a la presencia de Snowden en China, en Washington los funcionarios analizan el tema como "un caso de potencial espionaje chino".

"Impactante"

Snowden tenía un permiso de seguridad secreto para poder trabajar con las computadoras de la NSA, pero era un contratista de la reconocida empresa externa de defensa Booz Allen Hamilton. La empresa emitió un comunicado en el que calificó de "impactantes" las declaraciones de Snowden y prometió que cooperará con cualquier investigación.

"Las noticias de que este individuo afirmó haber filtrado información clasificada son impactantes y, de ser ciertas, esta acción representa una grave violación al código de conducta y los valores centrales de nuestra firma. Vamos a trabajar de cerca con nuestros clientes y las autoridades en sus investigaciones sobre este tema", expresaron desde la empresa contratista.

Asilo

El pasado 20 de mayo, el joven de 29 años viajó desde Hawai, donde trabajaba en la NSA, a Hong Kong, después de filtrar los documentos a The Guardian y The Washington Post. Snowden dijo que eligió ese destino porque Hong Kong "tiene un comprometido espíritu de libertad de expresión y del derecho a disentir políticamente" y porque cree que es uno de los pocos lugares del mundo que podría y querría resistirse a las órdenes del gobierno estadounidense.

El ex empleado de la CIA agregó que también planea pedir asilo a Islandia, cuya reputación es la de apoyar "a los que defienden la libertad en internet" o "en cualquier país que crea en la libertad de expresión y que se oponga a los abusos contra la privacidad global".

"No tengo ninguna intención de ocultarme porque sé que no hice nada malo", dijo, tras asegurar que el objetivo de la filtración fue "informar a la gente sobre lo que se está haciendo en su nombre y lo que se hace en su contra". "Lo que están haciendo es una amenaza existencial a la democracia", opinó.

El acuerdo de extradición con Hong Kong

La Región Administrativa Especial de Hong Kong, bajo soberanía china, tiene un acuerdo de extradición con Estados Unidos, firmado en 1996, un año antes de que regresara a China la administración de esta ex colonia británica. El acuerdo entró en vigencia en 1998.

Por el contrario, China no tiene ningún acuerdo con Estados Unidos, aunque sí tiene poder de veto para impedir que alguien que está en Hong Kong sea entregado a las autoridades norteamericanas. Es decir, Hong Kong puede negarse a extraditar a Snowden si el gobierno de Pekín así lo quiere.

La ex colonia británica tiene el derecho a negarse siempre y cuando estén en juego cuestiones de "defensa, relaciones externas, el interés público o de la política" de la República Popular de China, señala el acuerdo de extradición, que además excluye el asilo político.

Hong Kong también puede negar una extradición si el continente ha iniciado una investigación o un proceso contra el individuo en cuestión.

Agencias DPA y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.