Suscriptor digital

La denuncia sobre el "lobby gay" hace temblar a la curia romana

Se interpretó como una señal de que el Papa está dispuesto a ir a fondo con la limpieza del Vaticano
(0)
14 de junio de 2013  

ROMA (De nuestra corresponsal).- Los diarios italianos siguieron derramando ayer ríos de tinta sobre la presunta denuncia del Papa sobre la existencia de un "lobby gay" en el Vaticano, lo que algunos entienden como una primera "crisis" mediática para Francisco, que ayer cumplió tres meses de pontificado.

Como se informó, Francisco habría admitido que existe un "lobby gay" en una audiencia privada con la dirigencia de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR).

"En la curia hay gente santa, pero también hay una corriente de corrupción, es verdad... Se habla del «lobby gay» y es verdad, está ahí... Hay que ver acá qué podemos hacer", dijo Francisco el jueves de la semana pasada, según declaraciones que le atribuyó el portal chileno Reflexión y Liberación.

En una señal que no pasó inadvertida, el Vaticano no desmintió las declaraciones. Esto creó una situación más que enrarecida en la curia romana, donde todos parecen caer en la cuenta de que el Papa está realmente decidido a renovar los aires y limpiar de sospechas sobre negocios turbios de grupos de poder, a veces chantajeados por cuestiones de sexo, al poder central de la Iglesia.

El Corriere della Sera abrió su portada titulando que el Papa ya decidió que intervendrá en breve el IOR (el Instituto para las Obras de Religión, conocido como el banco del Vaticano), envuelto en los últimos años en diversos escándalos y, por ahora, al mando del alemán Ernst von Freyberg, designado por Benedicto XVI poco antes de renunciar.

"Las palabras del Pontífice hacen temblar a la curia", tituló por su parte La Stampa, que destacó el desconcierto que creó la difusión en todo el mundo de la admisión papal de la existencia de un "lobby gay".

"Se trata de una cuestión de la cual se habla desde hace tiempo, no es un misterio, la novedad ahora es que ha hablado un papa", indicó La Stampa, que subrayó que en los sacros palacios circulan desde hace tiempo acusaciones cruzadas, cartas anónimas y venenos sobre la presunta homosexualidad de diversos prelados. "Justamente la acusación de homosexualidad es la más utilizada para destruir a los adversarios", escribió.

"El problema no es sólo el del lobby gay, sino el hecho de que un eclesiástico que tiene una doble vida puede ser víctima de chantajes", dijo el escritor católico Vittorio Messori. "Se sabe desde hace tiempo que hay homosexuales en la Iglesia, pero no sé si hay grupos de poder que se mueven para favorecer carreras y proteger a sus miembros", agregó.

El diario Il Fatto Quotidiano reveló que la fiscalía de Savona, a 50 kilómetros de Génova, desde hace dos años investiga la posibilidad de que dentro del Vaticano hayan tenido lugar fiestas sexuales con menores de edad, a quienes se les habría pagado para asistir a esas orgías. Al parecer, la fiscalía está a punto de concluir sus pesquisas y, según fuentes próximas a la misma, sus conclusiones podrían ser explosivas.

No es la primera vez que se habla de presuntas orgías en el Vaticano. Varias escuchas telefónicas realizadas por orden judicial contra Angelo Balducci, un ex gentilhombre del Vaticano, responsable de una amplia red de comisiones ilegales, revelaron que les pagaba a seminaristas a cambio de mantener relaciones sexuales con ellos.

El IOR, contra el blanqueo

El Instituto para las Obras de Religión (IOR), el banco del Vaticano, involucrado en varios escándalos por sospechas de blanqueo, preconiza la "tolerancia cero" ante el lavado de dinero sucio y promete poner fin a "la cultura del silencio" que reinaba en la mayor entidad financiera de la Santa Sede, dijo su presidente, el alemán Ernst von Freyberg, en una entrevista.El IOR debe transformarse en "un miembro bien recibido del sistema financiero internacional", señaló Von Freyberg, que reconoció que desconoce por completo los proyectos de reforma que el papa Francisco tiene para la entidad que maneja las finanzas del Vaticano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?