Suscriptor digital

Barrio chino

Un bazar de lo que no abunda
Silvana Moreno
(0)
15 de junio de 2013  

Impresiones tipográficas: un nuevo/viejo mundo

Crédito: Mauro Roll

De repente, Paula Vergottini y Natalia Raíces, que habían estudiado Diseño gráfico en la UBA, comprobaron que trabajar para empresas grandes no era lo que habían estado esperando: estaban todo el día en la computadora, y muchas veces eran sólo un eslabón de un proceso que no sabían cómo terminaba.

Así las cosas, Raíces se fue de viaje y en Londres encontró la llave para un nuevo

viejo mundo: el libro Reinventing letterpress. Inspirational pieces by contemporary practitioners (Reinventar la impresión tipográfica. Trabajos inspirados de profesionales contemporáneos), editado por RotoVision. Las letras fotografiadas tenían presión, profundidad, y eso atrapó a las chicas, que contactaron a muchos de los que aparecían en el libro, estudios de diseño mayormente europeos, que les mandaron información y ánimo para subirse a la ola de la impresión artesanal.

El entusiasmo, se ve, también les abrió camino: como si nada, las coincidencias hicieron que en poco tiempo les llegaran prensas antiguas, herramientas, un espacio en San Telmo y maestros dispuestos a transmitirles un conocimiento que creían en extinción. Y fundaron Papel principal (papelprincipal.com.ar), ideas nuevas y colores del futuro en impresión tradicional.

Ahora, en lugar de computadoras, tienen frente a ellas una minerva Chandler & Price de 1895, de 500 kilos que, eso sí, ya no funciona a pedal sino con electricidad. Y, en lugar de tipos móviles, usan polímeros (el diseño se imprime en una película negativa), pero el efecto de relieve es el mismo, y la ventaja es que, a diferencia de los tipos móviles, aquí no hay limitaciones tipográficas ni de composición.

"¡Qué bueno que alguien armó la movida acá!", es un halago que les llega seguido de otros diseñadores, ilustradores, marcas en busca de etiquetas y novias casamenteras influidas por Pinterest. Es que, como explican, "hasta hace poco, para obtener algo así había que mandar a imprimir a Estados Unidos". En la Argentina, sólo usan polímeros ellas y Patricio Gatti (uno de sus referentes, que hace libros artesanales en su imprenta Ideal).

Y algo más: desde el próximo cuatrimestre, el posgrado de Diseño de tipografía de la UBA (que, además de Buenos Aires, solo existe en Londres, México y La Haya) incluirá la materia Composición de impresión artesanal, a cargo de Gatti, Raíces y Vergottini.

Me darás 1000 cajitas

Como si se tratara de un viaje gradual al pasado, la impresión artesanal con tipos móviles viene ganando terreno. Se multiplica la papelería de todo tipo y factor, hasta acaba de terminarse una edición numerada de 1000 cajas de cartón para Santo Remedio, el CD de Me darás mil hijos (en la foto), impreso por Ex Industria Argentina (exindustriaargentina.tumblr.com). Más imprentas con tipos móviles: Mil Letterpress (milletterpress.com.ar), Prensa la libertad (prensalalibertad.com.ar) y Bruta-bruta (bruta-bruta.com.ar).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?