Suscriptor digital

El rector de la UCA fue nombrado arzobispo y llevará una cruz del papa Francisco

El gobernador bonaerense Daniel Scioli compartió la ceremonia con su mujer y el diputado kirchnerista Julián Domínguez
El gobernador bonaerense Daniel Scioli compartió la ceremonia con su mujer y el diputado kirchnerista Julián Domínguez Fuente: DyN
En una ceremonia en la catedral de Buenos Aires, monseñor Víctor Manuel Fernández recibió la ordenación episcopal; asistieron Daniel Scioli y Julián Domínguez
(0)
15 de junio de 2013  • 15:59

El rector de la Universidad Católica Argentina (UCA), monseñor Víctor Manuel Fernández, recibió hoy la ordenación episcopal en una ceremonia en la catedral metropolitana de Buenos Aires, donde agradeció al papa Francisco el obsequio de la cruz pectoral que lo identifica como arzobispo. La celebración eucarística contó con la participación de numeras figuras políticas, como el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el ex gobernador de Santa Fe y jefe del socialismo Hermes Binner, entre otros.

"El otro día el Santo Padre me llamó para decirme que estaba rezando por mí, y me contó que tenía otra cruz pectoral igual a la suya. Entonces me dijo: «No te hagas hacer una. ¿Para qué quiero yo dos cruces si con una me alcanza? Así que si no te parece mal te mando una a vos». Es esta que llevo puesta", recordó el rector de la casa de altos estudios, que llevará el título honorífico de arzobispo de Tiburnia.

El ritual de ordenación fue presidido por el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, en calidad de consagrante principal, mientras que los co-consagrantes fueron monseñor José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina; monseñor Andrés Stanovnik, de Corrientes; monseñor Eduardo Eliseo Martín, de Río Cuarto, y Carlos José Tissera, de Quilmes.

Tras la lectura de la bula papal de nombramiento de Fernández, de 50 años y que nació en el pequeño pueblo cordobés Alcira Gigena, fue el turno de una homilía a cargo de Poli. Posteriormente se dio a conocer una carta del Papa, quien le dedicó al arzobispo: "La Iglesia te quiere memorioso, esperanzado y constante en el servicio".

"Recuerda, pues, que la iglesia también te quiere alegre, con la dulce y consoladora alegría de evangelizar", subrayó el pontífice, tras pedirle a la Virgen María que cuide del flamante arzobispo.

El flamante arzobispo dijo que siguiendo los consejos del cardenal Jorge Bergoglio se preocupó por "acercar más la UCA al mundo de los pobres, de manera que el contacto con ellos nos ayude a ver mejor la realidad y no seamos sólo intelectuales de escritorio". Fue Bergoglio quien intercedió en 2011 ante el Vaticano para destrabar su designación como rector de la UCA.

El teólogo visitó el lunes a la presidenta Cristina Kirchner, quien quiso conocerlo después de enterarse de que fue uno de los redactores del Documento de Aparecida, el texto que el Papa le regaló durante el encuentro privado que mantuvieron en Roma días antes del inicio de su ministerio petrino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?