Se negó a declarar el portero, único detenido por el crimen de Angeles Rawson

Así lo decidió Jorge Mangeri, de 45 años, acusado de asesinar a la adolescente de 16; en la puerta del edificio, amigos y familiares aseguran que "es inocente"
(0)
16 de junio de 2013  • 04:09

El viernes por la noche, la investigación del asesinato de Angeles Rawson dio un giro inesperado. La Fiscalía comenzó a apuntar a la familia. Hizo allanamientos en el departamento de Ravignani 2360, donde la adolescente vivía junto su madre y su padrastro, y también inspeccionó el sótano del edificio.

Toda la familia declaró ante la Justicia. El portero, Jorge Mangeri, de 45, también. Después, se decidió detener al encargado, quien ayer debía seguir declarando, pero ya no como testigo, sino como presunto autor material del crimen. Se negó a hacerlo, asistido por un defensor oficial.

Además, amigos y familiares del encargado se manifestaron enfrente del edificio de Ravignani 2360, volvieron a denunciar "apremios ilegales" contra el portero, e insistieron en su inocencia.

La detención de Mangeri

Según explicó a la agencia Télam una fuente judicial, el portero había sido citado a declarar el miércoles y no se presentó, el jueves tampoco y por eso anteayer lo fueron a buscar a su casa.

El hombre había trabajado en el edificio hasta el último lunes, cuando desapareció Angeles y fue asesinada. Ese mismo día, Mangeri llamó al consorcio y dio parte de enfermo y, desde entonces, se lo había dejado de ver en el edificio, en el cual vivía junto a su esposa, Diana Saettone.

La mujer aseguró ayer que su marido siempre estuvo en cama o fue a la clínica a realizarse estudios y que nunca se escapó de la Justicia, pero las sospechas sobre él crecieron cuando el viernes no se presentó a trabajar, a pesar de que ya tenía el alta médica. Fuentes de la investigación dijeron que el encargado comenzó a declarar bajo juramento ante la fiscal y dijo que no había concurrido antes porque "no se lo permitieron".

Si bien no trascendió su declaración, los pesquisas explicaron que en un momento Mangeri se autoincriminó en el hecho y la fiscal lo relevó del juramento de decir verdad, lo imputó en la causa y quedó detenido.

Debido a la sensibilidad del tema, la nota está cerrada a comentarios.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios