Los mails que complicaban a Jaime no servirán como prueba

El juez Oyarbide avaló un pedido de nulidad que pidió el ex secretario de Transporte; los correos revelaban oscuros negocios
(0)
28 de junio de 2013  

El fiscal de Investigaciones Administrativas, Guillermo Noailles, dejó pasar su oportunidad de discutir ante la Corte un fallo de la Cámara de Casación y permitió así que se confirmara la nulidad de una serie de mails que comprometían al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime .

Esos correos -más de 25.000- ya no podrán ser usados como prueba por la Justicia. Revelaban indicios de negocios entre quien fue el principal asesor de Jaime, Manuel Vázquez, y empresarios, algunos ligados al transporte, que alimentaron por lo menos cinco causas judiciales en trámite.

En varios de esos mails se aludía a la compra de vagones con sobreprecios, comisiones millonarias en la compra a España y a Portugal de material ferroviario usado. También en los mails se dejaba constancia de pedidos de aportes para campañas del oficialista Frente para la Victoria.

Jaime y Vázquez dijeron que esas pruebas eran nulas porque pudieron haber sido "plantadas". El juez federal Norberto Oyarbide entendió que esa opción no podía descartarse y de esta forma las anuló.

Su fallo fue confirmado por la Sala I de la Cámara Federal. Entonces, Noailles se dirigió a la Cámara de Casación para revertir esa decisión, pero este tribunal consideró que Noailles no tenía legitimación para intervenir. El fiscal pudo haber intentado entonces presentarse en queja en la Corte, pero no lo hizo.

La función de Noailles es ser una suerte de fiscal anticorrupción. Está al frente, en forma interina, de la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas, vacante desde que renunció Manuel Garrido. Hoy diputado por la UCR, Garrido renunció hace más de cuatro años, enfrentado con el entonces procurador, Esteban Righi, que era su jefe.

Noailles fue uno de los fiscales que no apeló el sobreseimiento de los Kirchner en la causa por enriquecimiento ilícito y permitió así que el caso se cerrara también con un fallo de Oyarbide. En cuanto a los mails de Jaime, en cambio, sí había apelado la decisión de declararlos nulos. La apelaron tanto Noailles como el fiscal Carlos Rívolo.

Pero la Sala I de la Cámara Federal confirmó la nulidad que había dispuesto Oyarbide. Firmaron aquel fallo de la Cámara Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero.

El fiscal de cámara Germán Moldes mantuvo la apelación de Rívolo ante la Cámara Federal, pero después no planteó un recurso de Casación. Noailles sí lo hizo y le rechazaron el recurso, por falta de legitimación, los camaristas Mariano Borinsky y Eduardo Riggi. Le negaron, además, el camino a la Corte.

Noailles tenía entonces la posibilidad de ir directo, en queja, al máximo tribunal, pero no lo hizo. Se cerró así la última posibilidad para que se revocara el fallo que había anulado los mails como prueba.

La situación judicial de Jaime, no obstante, sigue siendo muy complicada. Varias causas por presunta corrupción (entre ellas, la de su supuesto enriquecimiento ilícito) siguen adelante.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?