Arquería, el regreso de una práctica milenaria

Cada vez son más los que eligen esta antigua disciplina que ofrece un conocimiento novedoso del cuerpo y ayuda a despejarse
Carolina Rossi
(0)
29 de junio de 2013  

La cantidad de gente que decide practicar tiro con arco en nuestro país ha ido creciendo muchísimo en los últimos años. El hecho de que pueda ser practicado por personas de cualquier edad y tamaño lo hace un deporte muy atractivo y accesible, además de los beneficios físicos y mentales que proporciona.

ETCA, la Escuela Argentina de Tiro con Arco, es una de las muchas escuelas de arquería de la ciudad de Buenos Aires que no dan abasto con la cantidad de gente que se suma todos los años y que cuenta con alumnos cuya edad va de los 8 a los 70 años.

Tanto si lo practican por recreación o como entrenamiento para competición, Raúl Vildoza, instructor del ETCA, piensa que el interés en este deporte está en el hecho de que "le permite a mucha gente encontrar una forma de trabajar el equilibrio, no sólo físico sino mental". Algo que, según su opinión, es muy necesario para todos. "Uno busca un cable a tierra y esta actividad se lo da -enfatiza Vildoza-. Cuando están trabajando postura, alineación, técnica o están practicando y quieren pegarle a la bombita o la botellita, se concentran más en sentir el cuerpo porque ven que es la única manera de acertar en el blanco que quieren."

La influencia de la cultura pop

Otro de los incentivos a la hora de escoger esta disciplina han sido los productos culturales, a saber: historietas, series o películas, protagonizados por arqueros o en donde el arco es un elemento importante. Para hacer un repaso fugaz, podemos empezar por personajes clásicos como Robin Hood o Legolas, de El señor de los anillos, y seguir hasta Hawkeye de Los Vengadores o Merida, la protagonista de Brave, la película de Pixar, sin olvidar, claro, la exitosa serie medieval de HBO, Juego de Tronos.

Raúl Vildoza especifica: "En los últimos años hubo mucha propaganda en cuanto a la actividad, ya sea en series o en películas, y entonces eso hizo que la gente se interesara mucho más. Es más, fue una de las actividades que inauguraron los últimos Juegos Olímpicos. Los más chicos, por otra parte, vienen porque vieron el deporte en la televisión o en las películas y también porque no se llevan del todo bien con la forma en que se manejan los deportes en las escuelas".

Dan Goldstein, de 34 años, es uno de los alumnos más recientes de la escuela, que se vio motivado por los cómics y los films que lo acompañaron desde chico. "Siempre fui muy fanático de las películas y realmente me encantó y aún me encanta todo lo que tiene que ver con superhéroes y ese tipo de cosas -detalla-. Así que obviamente tuve la influencia muy grande de cómics como Flecha Verde o de películas como Robin Hood. Hace mucho tiempo decía que quería practicar tiro con arco y cada vez que daban una nueva película de Robin Hood, pensaba: «Salgo de acá y me meto directo a estudiar eso»."

A pesar de que la arquería se integró a los Juegos Olímpicos desde su primera edición en 1896, recién en los últimos años se han empezado a preparar arqueros olímpicos en nuestro país junto al incremento en el interés por deportes no tan masivos como el judo. Para Vildoza el tema es claro: "La formación de un arquero a nivel olímpico dura alrededor de diez años y acá recién se empieza", explica.

Opciones orientales

Si bien la mayoría de las escuelas de tiro de la ciudad mantienen el estilo tradicional occidental, existen otros tipos de arquería como los que se enseñan en Pa-Kua y en la Asociación Argentina de Kyudo.

El kyudo es el arte del tiro con arco japonés, actualmente practicado por más de medio millón de personas de todas las edades. En su país de origen es considerado un camino de autoconocimiento, de sabiduría, y una actividad de las más prestigiosas.

Pa-Kua, por otra parte, es un conocimiento de origen chino que tiene la particularidad de que se puede aplicar a cualquier disciplina, no sólo al arte marcial, y hace seis años que incorporó con éxito la arquería. Felipe Maglietti es maestro de pa-kua y enseña esto desde hace ya varios años. "Cuando se adapta la arquería a la práctica de pa-kua se hace una investigación bastante profunda sobre cómo era la arquería en la China tradicional -ilustra-. Se estudian los arcos que se usaban, se van diseñando los distintos tipos de práctica de la arquería y se logra algo así como rescatar o reproducir cómo era la arquería en ese momento. Una diferencia muy notable con los otros tipos de arquería es que acá los arqueros no están estáticos ni tiran siempre en la misma posición." Mientras que en la arquería occidental se ancla el tiro a la altura del mentón, en pa-kua se hace el tiro a la altura del pecho, sin apuntar y trabajando con la respiración y la concentración. "Lo que se intenta es que el arco se vuelva una prolongación de vos mismo, que te permita expandir tu percepción no sólo con el blanco, sino con tus compañeros", aclara Maglietti.

Por otra parte, en este estilo se practica con un arco recurvo en lugar del longbow tradicional inglés (el que usa Robin Hood, por ejemplo). Básicamente, se trata de un arco en donde las palas van hacia adelante, lo que le confiere una fuerza extra. El trabajo además es bastante más dinámico, en la medida en que se busca emular las situaciones de guerra en las que se encontraban los arqueros en la China antigua practicando tiros en movimiento, con obstáculos, desde el suelo y por la espalda.

De todos modos, a pesar de las diferencias con la práctica tradicional occidental, sus objetivos y beneficios no difieren tanto. Según Maglietti, ambos intentan, de alguna manera, eliminar esa sensación de ansiedad o tensión de pegarle a un blanco y estar compitiendo con otra persona. "Se hace hincapié en la relajación y lo principal es desarrollar el estado de tiro, de concentración, que es un trabajo más interno, donde casi diría que el trabajo con el blanco es secundario", plantea el profesor de pa-kua. "Es fundamental no desesperarse por pegarle al blanco, sino al revés, concentrarse en hacer un tiro relajado, que te permita liberar todas tus tensiones y focalizarte en el trabajo que estás haciendo. En cada cinto vas aprendiendo distintos tiros, distintas formas de meditación y distintas maneras de encarar el tiro, que lo que provocan son distintos estados en uno mismo."

Andrés Rossi, de 24 años, fue uno de los primeros alumnos de arquería en pa-kua. "Empecé porque me encantan las armas antiguas, de hecho ya hice varias disciplinas y ésta era la que me faltaba. Además siempre me gustó el arco y apenas lo probé me enamoré -dice-. En cuestión de beneficios, es un gran trabajo y entrenamiento físico, sobre todo del torso, la espalda y los brazos. Pero lo que notás más rápido es el trabajo mental, la respiración, la meditación, concentrarte en tus acciones y no en el blanco."

Dan Goldstein, alumno del ETCA, comparte su entusiasmo: "Creo que todo el mundo debería probarlo al menos una vez en la vida. De verdad, no conozco a nadie a quien que no le haya gustado y, de hecho, veo que hay niños desde los 8 años practicándolo. Pero ojo, también hay gente muy mayor, porque no importa el tamaño que tengas, si sos flaco, gordo, incluso si tenés alguna discapacidad, siempre se puede tirar. Y cuando lográs tirar y que dé justo donde vos querés, es una satisfacción muy grande... ¡eso que yo vengo de tiro con armas!, pero después de practicar ambos deportes, prefiero esto mil veces".

En definitiva, la arquería es un deporte que vuelve con fuerza y va ganando cada vez más fanáticos en nuestro país. Ya sea por influencia de productos culturales, por el retorno de una nostalgia de lo antiguo o simplemente por los beneficios físicos y mentales que proporciona, algo es claro: se trata de una disciplina que supo dar en el blanco.

¿Dónde practicar?

Lugares que enseñan esta disciplina

  • Escuela de Tiro con Arco

    La sucursal de Palermo funciona en Bochín Club, ubicada en Julián Álvarez 2355. etca.com.ar
  • Liga Internacional de Pa-Kua

    La sede queda en Nicaragua 4480. pakuaargentina.com
  • Escuela ABC Otendor

    Está ubicada en Av. Libertador 1031, Vicente López, a diez cuadras de General Paz. tiroconarco.com.ar
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?