Suscriptor digital

Los robots entran en los museos, los bares y van al espacio

El robot Asimo, guía de museo
El robot Asimo, guía de museo Fuente: AFP
Asimo, el clásico robot de Honda, hace de guía del Museo de Ciencias de Tokio; Kirobo irá a la Estación Espacial Internacional; Bangkok los incorpora en los restaurantes y en el MIT los usan de barman
(0)
8 de julio de 2013  • 01:06

Asimo, el robot humanoide de Honda que se mostró por primera vez en 2000 y que acumula una larga lista de lugares visitados y tareas encomendadas, ahora se transformó en guía del Museo de Ciencias Miraikan, en Tokio, donde ya tenía un show dos veces al día.

Pero no le va tan bien: tiene problemas para distinguir, entre el público, a alguien que alza la mano para hacerle una pregunta y aquéllos que lo hacen para tomar una fotografía, según reporta el Japan Daily Press ( vía Fayerwayer ).

Así es un fragmento del show original de Asimo en el museo (en japonés):

Kirobo

Quizá podría tomar unas clases del diminuto Kirobo , un robot más moderno, también de facciones humanoides, que viajará el mes próximo a la Estación Espacial Internacional, y que es capaz de mantener una conversación en lenguaje natural (en japonés). Desarrollado por la Universidad de Tokio, Toyota y la Agencia de Exploración Espacial nipona, el robot se usará para estudiar el efecto que este tipo de robots tiene en el estado de ánimo de los astronautas.

Un video promocional del robot (en japonés)

Makr Shakr

Mientras, en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) diseñaron a Makr Shakr , un robot que prepara tragos, respondiendo a pedidos que le envían los clientes con su smartphone, que pueden crear la receta y compartirla con el resto de los presentes.

Hajime

Un restaurante de Bangkok, por su parte, ofrece a los comensales comida de estilo japonés; los platos se eligen usando una pantalla táctil en las mesas y los trae Hajime , el mozo robot.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?