La más alta

Catalinas Norte, un edificio corporativo, se construye en una de las zonas céntricas más cotizadas; tendrá características sustentables y lo último en tecnología y diseño
Adriana B. Anzillotti
(0)
8 de julio de 2013  

Desde el último nivel del edificio de Catalinas, en las oficinas de Consultatio, con magnífica vista de la ciudad, al dique de Puerto Madero y más allá al Río del Plata, el presidente de esa prestigiosa compañía, Eduardo Costantini, como es habitual, propicia el diálogo informal entre el grupo de periodistas invitados. Una charla agradable, que permite el repaso de los temas relacionados con el Real Estate y las finanzas.

Aunque el motivo central del encuentro es el lanzamiento de la nueva torre Catalinas Norte, "la más destacada y en el mejor terreno" de esa cotizada zona, donde se concentran edificios corporativos AAA, incluyendo los dos de Consultatio. Justamente en la década del 90, Costantini construyó esas dos torres en Catalinas de 20.000 y 25.000 metros cuadrados, un emblema en su conjunto en esa zona céntrica.

A través de los ventanales se advierte el inicio de la obra sobre un lote irregular de 5865 m2, en la intersección de las avenidas Córdoba, Alem y Madero, donde se sientan las bases de la nueva estrella entre los edificios corporativos: Catalinas Norte.

Su diseño está a cargo del estudio internacional Arquitectónica, con sede en Miami, además de un estudio de arquitectura local asociado, Bodas-Miani-Anger. Algunos atributos de la torre describen la magnitud de este proyecto: la altura será de 150 metros; serán 76.000 m2 de obra; la superficie vendible será de 48.000 m2, y tendrá tres subsuelos de cocheras para 500 unidades, aproximadamente. Y entre los detalles técnicos hay que citar el sistema de refrigeración variable (VRV) condensado por agua.

Con relación al diseño, a través de un gesto cinético, sus vértices se desplazan generando un efecto de rotación que comienza en la planta baja con 16 metros, reduciéndose y trasladándose a la otra cara hasta terminar en 5,5 metros en su remate.

La torre estará envuelta en la piel de vidrio de alta tecnología que acompaña ese movimiento en la totalidad de la operación morfológica.

Ícono premium

La inversión es de 1200 millones de pesos; se realiza a través de un fideicomiso financiero que consta de tres partes: la etapa de construcción, la de explotación y la de liquidación. Eduardo Costantini define que "esta torre será seguramente una pieza icónica".

Y añade: "En algún momento pensamos en encarar un proyecto mixto, pero finalmente se impuso la alternativa de construir solamente el edificio de oficinas corporativas más grande y alto de este sector de Buenos Aires".

Frente a la maqueta, observa y detalla la importancia de contar con un planta baja libre de 11,50 metros, de fácil acceso al público lo mismo que la playa seca, contra la que se eleva la masa edilicia. Ambos espacios en su conjunto con la torre aumentan su valor corporativo, sin interferencias, como podrían ser los locales.

Contará con la mayor superficie por planta que alcanzan los 1760 metros cuadrados, pero con una superficie promedio de 1500 m2 hasta el piso 31. Tendrá un grupo electrógeno propio para abastecer el 100% de la energía del edificio. Otro dato interesante es que por primera vez, el edificio contará con ascensores de alta velocidad Port de Schindler, que vincula el sistema de llamada anticipada con el sistema de accesos.

El proyecto se estima estará finalizado a fines de 2015.

CertificaciÓn leed gold

Obviamente, un aspecto esencial en la construcción es su concepto sustentable, con la posibilidad de certificar Leed (Leadership in Energy & Environmental Design) Gold. Eso implica, entre otros aspectos esenciales, la aplicación de acciones como ahorro energético y el uso racional y reciclable del agua, además de espacios verdes con vegetación autóctona dentro del edificio. También habrá un lugar para bicicletas (con la idea de desalentar el uso de los automóviles) y otro para coches híbridos. La imagen inmensa y futurista refleja una obra que será parte del patrimonio arquitectónico, en medio de la ciudad, donde diseño, tecnología y distribución de los espacios se conjugan en armonía para quienes trabajen allí.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?