Suscriptor digital

El "Flecha de plata" es el auto más caro de la historia

Por el Mercedes W196 con el que Fangio se consagró por segunda vez campeón de la F1 se pagaron, ayer, en Londres, US$ 26,4 millones
(0)
13 de julio de 2013  

El legendario Mercedes-Benz W196 con el que el Juan Manuel Fangio (1911-1995), cinco veces campeón de Fórmula 1, ganó su segundo título en 1954, se vendió ayer en Londres por 19,6 millones de libras (26,4 millones de dólares), un récord para un automóvil en una subasta.

El monoplaza, mundialmente conocido como "Flecha de plata", fue adquirido por un comprador que rehusó revelar su identidad. Es el auto más caro que se haya subastado jamás en el mundo, según anunció la casa Bonhams, que organizó la puja en coincidencia con el Festival de Velocidad de Goodwood, que tiene lugar en la localidad de Chichester, en el sur de Inglaterra.

"Acabamos de ser testigos de cómo se hace historia", dijo a la prensa el director de Bonhams James Knight. El anterior récord lo tenía una Ferrari 250 Testa Rossa de 1957, que fue vendida por 16,39 millones de dólares en 2011.

Con el monoplaza (número de bastidor 00006/54) Fangio se proclamó vencedor en los grandes premios de Alemania y Suiza en 1954, las dos primeras victorias consecutivas que alcanzó la casa Mercedes-Benz tras su retirada de la competición, en 1939.

Además de ser el primer modelo de la escudería alemana que ganó un gran premio de Fórmula 1 tras la Segunda Guerra Mundial, el W196 marcó la introducción en este deporte de tecnologías pioneras, como el motor de inyección o la suspensión independiente (ver aparte).

El 4 de julio de 1954, Alemania, que ese día ganó en Suiza el Mundial de fútbol frente a Hungría, celebraba además que su casa automovilística más emblemática, Mercedes-Benz, triunfaba a lo grande en el Gran Premio de Francia de Fórmula 1 gracias al Chueco.

El 22 de agosto, Fangio consiguió su segundo título mundial en el circuito de Bremgarten, Suiza, a pocos kilómetros de donde el capitán de la selección alemana, Fritz Walter, había levantado la ansiada Copa del Mundo apenas un mes y medio antes.

En Londres, el W196 batió otro récord
En Londres, el W196 batió otro récord Crédito: Archivo y Reuters
El argentino, nacido el 24 de junio de 1911 en Balcarce, logró su primer título mundial con Alfa Romeo en 1951 y para la temporada de 1954, dos años después de sufrir un grave accidente, Mercedes-Benz apostó por él.

Fangio hizo imborrable el retorno de la escudería alemana a la Fórmula 1 tras 15 años, al volante del Mercedes-Benz W196 –apodado en alemán "Silberpfeil", la "flecha de plata"–, un monoplaza que sorprendió al público por su apariencia por entonces considerada futurista y espacial.

Las míticas "flechas" recorrerían las pistas durante catorce meses entre 1954 y 1955, y ganarían nueve grandes premios de la máxima categoría de los doce en los que compitieron.

El último flechazo

El auto subastado ayer, el W196, fue el modelo más exitoso de todos los que fabricó Mercedes-Benz. Tras pasar por las manos de Fangio, fue el joven piloto Hans Herrman quien tomó el volante del "00006", con el que alcanzó la cuarta posición en el Gran Premio de Italia de esa misma temporada y con el que se retiraría del Gran Premio de España por un problema en el motor. El alemán Karl Kling, compañero de escudería de Fangio, condujo el monoplaza en su última carrera en Monza, Italia, en 1955; a fines de año, fue destinado al Departamento de Exposiciones de Daimler-Benz.

Fangio volvería a ser campeón del mundo ese año con Mercedes-Benz, una gloria que revalidaría en 1956 con la escudería italiana Lancia Ferrari y en 1957 con Maserati, antes de poner punto y final a su carrera deportiva a los 47 años, en 1958.

A bordo de ese legendario Mercedes-Benz W196, el legendario volante logró convertirse en uno de los mejores corredores de Fórmula 1 de todos los tiempos, tal y como admitieron antiguos campeones de la categoría, como su archirrival Stirling Moss o el brasileño Ayrton Senna.

Por otra parte, ayer también se subastó en Goodwood el primer automóvil de John Lennon, un Ferrari GT coupé de 1965, que se vendió por unos 580.000 dólares. El fallecido integrante de The Beatles compró la Ferrari azul tras aprobar el examen de conducir en 1965 y lo vendió tres años después.

Agencias EFE y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?