"Éste es un momento difícil"

"Veo desproporcionado el interés que le dan a mi posición", dijo el director a propósito de los debates sobre política cultural que lo tienen como protagonista
(0)
14 de julio de 2013  

Cuando le toca hablar de la actualidad, el semblante de Juan José Campanella se modifica. Deja por un rato el entusiasta optimismo con el que viene hablando de Metegol para cuidar sus palabras y evitar cualquier malentendido. Siente la necesidad de no eludir el compromiso y dejar en claro su postura, pero sin disimular cierta incomodidad. "Estoy tratando -confiesa- de retroceder un poco con todo esto, porque estamos en un momento difícil. Yo tengo una posición tomada y conocida. Lo que veo desproporcionado es el interés que le dan a lo que pienso. No me interesa tanta exposición. Soy una persona pública, pero no soy un político. Quiero apartarme de una pelea en la que, como dije varias veces, me siento tironeado. Como si de dos lados diferentes esperaran que yo tome una posición en contra de alguien, en lugar de hablar de aquello que me parece positivo, que es lo que me interesa."

-Todo empezó cuando te enojaste en Twitter y dijiste que Disney se negó a incluir en sus canales publicidad de Metegol.

-No sé cómo se lo habrán tomado ellos, pero para mí no hubo ni hay pelea con Disney. Simplemente me enteré de esa situación, tiré un par de frases futboleras en Twitter bien alusivas a mi película y ahí quedó. Me pareció algo injusto y se habló muchísimo más del tema de lo que imaginaba. No los estaba forzando a nada, porque Disney rutinariamente hace publicidad en sus canales de películas de otros estudios. Al final nos beneficiaron, porque todo esto nos dio una difusión más grande de la que hubiera tenido si nos cobraban los spots.

-Tal vez todo esto se expandió más de la cuenta porque en los últimos tiempos tomaste posición sobre temas de actualidad.

-Me interesa expresar mi posición no para hacer activismo, sino para que quede todo bien en claro porque había mucha gente que pensaba que mi posición no es la que realmente tengo. Mi ideario político es el republicano y apunto con eso al funcionamiento político, no al partidario. No quiero ser parte de una pelea que tiene jugadores muy específicos. Cada uno de ellos defiende intereses que no son los míos. Tengo que manejarme con mucho cuidado y la situación a veces me excede

-El tema estalló hace una semana, cuando por Twitter anunciaste el alejamiento de tu productora 100 Bares de la Cámara Argentina de Productoras Pymes Audiovisuales (Cappa).

-No se trata de un problema de índole humana como el de los qom, sobre el cual voy a seguir opinando como cualquier ciudadano. Éste es un conflicto de intereses. Quiero ser claro: la política cinematográfica puede mejorarse, pero la ley del cine tiene mi apoyo enfático y total. Para dar ese debate y mejorar las cosas nos interesaba formar parte de Cappa, pero expresar nuestra posición desde un lugar independiente. Y cuando digo independiente no quiero decir tibio o sin compromiso, sino ligado a los legítimos intereses del sector. En cuanto nos ponemos a defender a algún tipo de partido esa independencia se pierde. Y nosotros no queremos entrar en esa discusión. Lamentablemente, desde ambos bandos se explotó el nombre más conocido. Y en el caso de Cappa, ese nombre era el mío. Y el titular no fue "Cappa emitió una dura condena contra lo que dijo Lanata". Era Campanella contra Lanata. Se personalizaron las cosas y no queremos participar en eso.

-¿Cómo se sale de una situación como ésta?

-Quizá dando los debates puertas adentro para evitar que, puertas afuera, uno quede tan expuesto frente a los que quieren llevar agua hacia sus respectivos molinos. En definitiva somos todos parte de lo mismo, todos jugamos el mismo partido. Estamos en la misma cancha y a lo mejor nos toca ser rivales ocasionales para hacer el partido interesante. Lo lógico y natural pasa por buscar alternativas y evitar cualquier reduccionismo. De otro modo estaríamos embarrando la cancha. No confundamos el hecho de tomar una posición con eso de que "se está con nosotros o contra nosotros".

-¿Tiene algo que ver con todo esto tu decisión de estudiar ciencias políticas?

-Venía muy cansado y con muchas ganas de conocer un poco más lo que nos pasa como sociedad. Pero eso no significa de ninguna manera que me vaya a involucrar en algún partido. En 6,7,8 llegaron a decir que me iba a sumar al macrismo. Para nada. Estoy con ganas de hacer algo nuevo, me aceptaron en la Universidad Di Tella, rendí el examen de ingreso y voy a hacer ese posgrado. Tengo un máster en Bellas Artes de la New York University y me gustaría tirarme el lance de seguir aprendiendo. Es una inquietud personal y lo haré mientras el cuerpo aguante, como decía Sandrini.

-El lugar que ocupás como presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, ¿podría forzarte a tomar alguna posición política más clara?

-No lo creo. En la Academia conviven integrantes de todas las expresiones políticas. Hemos decidido dedicarnos plenamente a lo académico y ocuparnos de cuestiones como la restauración de películas, el mejoramiento de los premios Sur, las iniciativas culturales. No nos vamos a involucrar en temas de políticas de cine.

-Después de Metegol , ¿qué es lo que te espera?

-Primero, el teatro. Estoy muy entusiasmado con Parque Lezama. Son cuatro horas por día encerrado en la sala, sin cobertura de celular o de Internet, hundidos en la obra, trabajando con actores y sin computadoras que puedan condicionar las cosas. Después pienso estudiar ciencias políticas y escribir guiones. Si sale algo interesante para dirigir TV en Estados Unidos trataré de que coincida con las vacaciones de aquí, porque no quiero estar mucho tiempo lejos de mi familia. Y sobre todo descansar, que en mi caso siempre es sinónimo de escribir.

El trailer de Metegol

http://guia.lanacion.com.ar/cine/pelicula/metegol-pe5299

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.