Las variaciones infinitas de Matías Piñeiro

El director joven más premiado y menos conocido del país mostrará todos sus films (y otros ajenos) en la sala Lugones
Javier Porta Fouz
(0)
27 de julio de 2013  

Agosto será en Buenos Aires un mes lleno de películas de Matías Piñeiro. En la Lugones y en el Malba se presentarán juntas las dos últimas que dirigió: Rosalinda (mediometraje, 2010) y Viola (2012), que tuvieron estreno reciente en Nueva York en el Lincoln Center, nada menos. Pero, además, en la Lugones se darán sus dos películas anteriores, El hombre robado (2007, el jueves, a las 14.30 y 17) y Todos mienten (2009, el viernes, a las 14.30 y 17), y también un ciclo programado por el propio Piñeiro.

¿Quién es Matías Piñeiro? Un joven director argentino que nació en 1982 y cuyas películas independientes y producidas sin apoyo del Incaa se dieron en el Bafici (incluso alguna se editó en DVD), que participó en muchos festivales, que ganó premios importantes, que hace comedias sentimentales protagonizadas casi siempre por mujeres, chicas en modo conversación sobre el amor, con equívocos, enredos, con referencias frecuentes a Sarmiento (en las dos primeras películas) y Shakespeare (en las dos últimas). Conexiones, coincidencias, encuentros, diálogos de gran encanto, un ritmo ligero, comedias singulares: Piñeiro es un cineasta cada vez más confiado en sus recursos, temas y estilo, que se presenta de esta manera.

  • Sarmiento y Shakespeare. "Me interesan sus escrituras: de Sarmiento, el poder de ficción, la retórica, el poder de su escritura para modelar el mundo según como le convenga. Ese primer Sarmiento, ese artificio en sus ensayos, esa fusión, esa cosa medio novelesca, lo pienso posible para armar historias en el cine, y su escritura era un lugar menos iluminado que el de prócer. De Shakespeare encontré unas obras que no conocía y sentí que me hablaban directamente, y que para mí conectaban con ciertas actrices con las que yo trabajaba, algo del placer de la palabra, de escucharla mientras se dice. Es un acto un poco profanatorio: tomo elementos de la cultura como pueden ser Shakespeare o Sarmiento para generar una especie de fábulas. Algunas pueden ser más tiradas de los pelos que otras, pero que tratan de armar nuevas narraciones, y en ese sentido, un texto de Shakespeare es un elemento más como fotografiar un paisaje, un rostro o un cuerpo, es un elemento más del mundo que uno utiliza en combinaciones para generar ficción. Ver cuál es la fórmula del texto, cuáles son las ideas que expresa para luego ejecutar variaciones y armar estas historias, que son películas y ficciones de ficciones, ficciones dobles."
  • Producción, exhibición. "Las películas se fueron ayudando las unas a las otras, son como hermanas. Es que mis preocupaciones son más o menos las mismas, no cambio tanto de un año a otro, me parece que al cine está bueno trabajarlo atléticamente, como tener cierta regularidad, tratar de perfeccionar lo que se hizo antes. Con cada película, uno se va ajustando más, los músculos están más en fibra y económicamente el dinero que gana la película anterior ayuda a la otra. Ojo: son películas que son como nanoproducciones , cuestan pocos miles de pesos o dólares (muy pocos de los dólares) y uno confía, la Universidad del Cine (FUC) coopera, o HD Argentina, más los premios de los festivales. Son películas que se muestran de una manera paralela pero constante, y uno va con la película bajo el brazo y viaja, y las películas se estrenan en Nueva York, en México, se van a estrenar en París. Por ejemplo a Todos mienten la vieron más mexicanos que argentinos, como 5000 personas. Es poco pero para una película que costó casi nada dio superávit. Como sistema económico, el emprendimiento es bueno. Yo doy clases, trabajo de otras cosas, trato de que cada película crezca un poco más para pagar más a la gente con la que trabajo, que se le paga con las mismas proporciones que puede tener una producción más grande, como un servicio cooperativo que cada vez que entra dinero se distribuye. El rodaje de Viola duró 10 días, pero esos diez días tenían adentro 8 meses de ensayos de una obra de teatro que hice en el Rojas, entonces estuve con estas cuatro actrices trabajando todo ese tiempo y ese es un valor agregado, es un plus, y creo que algo de esa energía está en la película, poder trabajar con la gente que uno quiere y así maximizar las posibilidades."
  • Actrices . "Tengo un vínculo muy fuerte con estas mujeres que protagonizan mis películas: Romina Paula, María Villar, Agustina Muñoz, Elisa Carricajo. Me interesan los roles femeninos en las comedias de Shakespeare, y si bien en mi próxima película el rol femenino lo hará un hombre, me resultan interesantes estos retratos femeninos un poco extrañados, un poco más oblicuos, que si fueran hombres quedarían quizá como unos «langas». Hay algo que me resulta más enigmático, más apto para generar ficción: pienso en los géneros que me gustan y en la comedia, la mujer tiene mucho peso. Hay algo del engaño, algo que me lleva más al mundo de los personajes femeninos que de los masculinos. Me interesa más la femme fatale que el detective en el film noir . La femme fatale tiene eso de que es bella pero...Hay un desequilibrio, y el desequilibrio de los roles masculinos me ha interesado menos."
  • Diálogos . "Los diálogos están escritos por mí, pero una vez que yo escribo trato de dárselos pronto a los actores y ahí yo soy pura escucha. Los personajes han sido escritos para esas personas, porque las conozco, sé cómo hablan y creo que pueden ser adecuados para que ellos los puedan decir o para que puedan hacer algo diferente al decirlo. Y al escucharlos trato de corregir mis errores, cosas a las que no les pegué bien. A veces pienso que un guión es agresivo: uno lo piensa tanto tiempo, acercás un guión que es como una catarata, muchos estímulos de golpe. En las primeras lecturas trato de permitir que el otro se apropie de él, que el otro se incorpore. Todo lo que no suene, que no quede, se pone a prueba, se puede modificar."
  • Alcance . "Los dos premios más importantes de El hombre robado fueron al final del recorrido festivalero, en Las Palmas, en España ,y en Jeonju, Corea del Sur. Y uno piensa, ¿qué conexión puede haber en Corea del Sur con Sarmiento? Bong Joon-ho -que ya era el director de The Host , la película más taquillera de la historia en Corea-, según me dijeron, fue el principal motor de que me dieran el premio en la competencia del festival. Viola se estrenó en los Estados Unidos. Se había dado en Toronto, y escribieron y hablaron, y ahora se estrenó en el Lincoln Center, en donde se dieron también las otras películas, y ésta última va a ir por los Estados Unidos, y hasta seguimos una semana más en Nueva York, donde tuvo muy buenas críticas. Uno no sabe lo que puede venir, es cuestión de que las películas se vean."
  • Viola + Rosalinda

    Films de Matías Piñeiro.

    Desde el jueves,en la sala Lugones, Corrientes 1530 y, desde el 3/8, también en el Malba, Figueroa Alcorta 3415 .
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.