Suscriptor digital

Victoria Donda le escribió una fuerte carta a Cristina Kirchner: "La obediencia debida goza de buena salud"

La diputada le hizo una dura misiva a la Presidenta en repudio por la designación de César Milani; "Te pido disculpas si te recuerdo la inconsistencia de tu relato", le dijo
(0)
28 de julio de 2013  • 20:04

La diputada y candidata por el UNEN, Victoria Donda le escribió una "carta abierta" a Cristina Kirchner en la que le manifestó que "la obediencia debida goza de muy buena salud" por la designación de César Milani . "Me duele oír que hombres y mujeres que respeto, referentes kirchneristas, justifiquen el oscuro prontuario de quien vos propusiste como jefe del Ejército", le dijo a la Presidenta.

La legisladora lanzó en su dura misiva: "Yo fui parte del kirchnerismo, es cierto. Pero del que juzgó a los genocidas y derogó las vergonzantes leyes del perdón. Desde Libres del Sur nos fuimos del kirchnerismo hace ya más de cinco años. Hoy veo que no nos equivocamos".

Donda respondió en su misiva a un discurso de la jefa de Estado en el que la Presidenta había criticado a "quienes sancionaron la ley de Obediencia Debida y Punto Final" por cuestionar al Gobierno por la designación de Milani y en el que señaló que se acusó de "revanchismo" al kirchnerismo por su política de Derechos Humanos.

Hoy Donda escribió: "No soy, Cristina, de las personas que acusaron a tu gobierno por la lucha a favor de los derechos humanos. Tampoco soy, Cristina, de las personas que te culparon por revanchismo o venganza. Nunca lo fui".

Y le manifestó: "Cristina, hoy me sorprende y lastima mucho ver que la obediencia debida goza de muy buena salud en nuestra patria. Me duele oír de hombres y mujeres que respeto, referentes kirchneristas, decir que César Milani «firmó algo que no podía no firmar, porque tenía 20 años» (como afirmó Ricardo Forster), o que «en el año 1976 Milani era subteniente, que es el grado más bajo» (como aseguró Agustín Rossi), como si éstas ideas fuesen suficiente justificativo para limpiar el oscuro prontuario de quien vos propusiste como jefe del Ejército. La simple duda debería ser más que suficiente para que, como otros, tu jefe del Ejército deba enfrentar los juzgados y mirar a la cara a aquellos que declaran haber sido secuestrados por el entonces joven Cesar Milani".

Su historia

Donda contó en la carta su historia personal, antes de criticar al nombramiento de Milani al frente de Ejército. "Soy la misma que un 24 de marzo del 2004 en las puertas de la ESMA, no podía parar de llorar", dijo.

Y relató: "Soy esa mujer que fue un 8 de octubre a recibir el resultado del ADN y me senté agarrándole la mano a una gran amiga al escuchar a un juez decir: «Tenés una compatibilidad del 99,999 % con María Hilda Pérez y José María Donda Tigel; ella tenía 23 años, él 21. A tu mamá la secuestraron en zona Oeste y a tu papá no se sabe; ella te tuvo en la ESMA, y te puso Victoria». Esto último lo declaró Lydia Vieyra, sobreviviente de la ESMA, la mujer que la ayudó a mi mamá en el parto y a quien yo desde entonces le digo «tía». Salí de ahí, llamé a un compañero (Isaac Yuyo Rudnik) y le dije: «Soy Victoria»".

Recuerdos del kirchnerismo

Donda señaló en su carta las diferencias que encuentra con el kirchnerismo de la gestión de Néstor Kirchner. "Hoy, Cristina, la vida y la política nos encuentran en caminos separados. Siento que los cuadros que bajamos de la pared, vuelven simbólicamente a su lugar; que las empresas a las que les pedimos que se vayan del país, regresan a llevarse lo que es nuestro y a contaminarnos; y que la corrupción resucitó de la peor forma posible", señaló.

Y remató: "Hoy observo que el kirchnerismo sólo vive de discursos sostenidos en recuerdos".

La carta de Donda culminó: "A lo largo de estos últimos años tu gobierno fue arriando banderas que nos costó mucho tiempo y esfuerzo hacer flamear. Lamento ser alguien que, según vos, por el sólo hecho de denunciar lo que no comparte, desconoce a las víctimas de la dictadura y de las violaciones a los derechos humanos. Y te pido disculpas si te recuerdo la inconsistencia de tu relato. Pero, te guste o no, me llamo Victoria".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?