Sebastián Almada: "Tuve un 2012 muy duro y me explotó el corazón"

El susto de Sebastián Almada
El susto de Sebastián Almada Fuente: Archivo
El actor tuvo que ser intervenido de urgencia a raíz de un problema cardíaco en junio último; hoy se repone y habló con Personaje.tv de esta particular vivencia
Fernanda Iglesias
(0)
31 de julio de 2013  • 12:23

Después de su operación del corazón, el actor Sebastián Almada volvió al trabajo. La semana pasada se reincorporó a Solamente vos y también retomó la gira por Uruguay con su unipersonal Almada en desconcierto.

Este año, a principios de junio, Almada fue al Hospital Alemán por un fuerte resfrío. "También me duele el pecho", le dijo al médico. Ahí mismo lo internaron, comenzaron a hacerle estudios y al día siguiente tuvo un infarto. "Pinché en la gomería", cuenta ya recuperado el actor a Personajes.tv. "Enseguida me operaron, me pusieron un stent y después me trasladaron al Hospital Británico y me pusieron tres stents más. En total tengo cuatro. Fue duro, pero me atendieron muy bien. Estando ahí, el 9 de junio, cumplí 40 años. Y festejamos con las enfermeras".

Almada, en una escena de Solamente vos junto a Adrián Suar
Almada, en una escena de Solamente vos junto a Adrián Suar Fuente: Archivo

Sebastián Almada jura que nunca antes había tenido problemas de corazón. Y que este episodio se lo adjudica al stress y a la angustia. "Tuve un 2012 muy duro. Arranqué trabajando en Delicadamente inmoral, la obra de Gerardo Sofovich con Silvina Luna que se levantó abruptamente y en la que quedaron debiéndome mucha plata. Al día siguiente, murió mi abuela. Un mes después, mi mujer perdió un embarazo de ocho meses. Y al poco tiempo murieron mi tío y mi vieja. Fue tremendo y me comí toda esa tristeza. Además, este verano, hice una temporada en Carlos Paz que no funcionó muy bien... Bueno, no aguanté más y me explotó el corazón."

Ahora, a un mes de que le dieran el alta y ayudado por una medicación potente, Sebastián se siente muy bien y tiene grandes noticias. "Arreglé para estar en la próxima tira de Pol-ka, Mis amigos de siempre. Y mi unipersonal anda tan bien en Uruguay que pronto lo voy a hacer en la Argentina." Su mujer, la bailarina Mariela Rosso, es su gran sostén. Y también su padre, el humorista Enrique Almada que, aunque no esté, tiene su homenaje en el teatro. Edición mediante, Sebastián se da el gusto de hablar con él sobre el escenario. "Es muy emocionante", finaliza.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.