El cumpleaños más especial de Charlotte Casiraghi

La hija de Carolina de Mónaco cumple 27 y aunque no hay confirmación oficial, estaría en la dulce espera

2 de agosto de 2013  • 19:03

Charlotte Casiraghi , la hija mayor de Carolina de Mónaco , cumple 27 años envuelta en una atmósfera de cambio. Su apacible existencia de siempre se torna de color de rosa, porque al amor consolidado con Gad Elmaleh se suma su comentado embarazo, del que no hay confirmación oficial, aunque abundan las imágenes que lo evidencian, y su supuesta boda con el actor, íntima y familiar, que aseguran que está a la vuelta de la esquina: será en septiembre.

Carlota Casiraghi y Gad Elmaleh se conocieron a finales de diciembre de 2011 en una cena con amigos comunes. Dicen que fue un flechazo: ella, una de las princesas más atractivas de Europa (si no la más), y él, el comediante más querido de Francia, sencillamente no fueron inmunes a sus respectivos encantos, pese a los 15 años de diferencia de edad y demás contrastes. La primera señal de los cambios que se precipitarían no llegó hasta un año después, cuando oficializó su relación con el actor asistiendo juntos al tradicional Baile de la Rosa con toda la familia Grimaldi. Una aparición estelar en la que, según se sospecha, la pareja ya guardaba su secreto embarazo.

Luego llegaron otros indicios que en su momento nadie percibió: la princesa dejó de participar de certámenes de equitación, su gran pasión, y comenzó a usar atuendos más holgados. Nadie dijo nada hasta el Concurso de Saltos de Montecarlo. Allí, su pancita se hizo imposible de disimular. Sin embargo, la Casa continúa sin confirmarlo.

La última señal de su nueva vida es una alianza en el dedo anular de su mano derecha, similar a las que indican compromiso. De confirmarse su enlace en septiembre, la hija de la princesa Carolina pasaría por el altar embarazada de unos seis meses, tal vez adelantándose a su hermano, Andrea Casiraghi, y Tatiana Santo Domingo. Por todo esto, las 27 velas de cumpleaños de Carlota Casiraghi brillarán más intensamente que nunca este 3 de agosto.