La relación con América latina, una prioridad

Rohani dijo que quiere ampliar los lazos; Dilma envió a Patriota
(0)
5 de agosto de 2013  

TEHERÁN.- En sintonía con la política exterior de su antecesor, el flamante presidente iraní, Hassan Rohani, dijo ayer que su gobierno buscará extender la cooperación con los países de América latina, donde el régimen tiene importantes aliados.

Rohani se entrevistó ayer en Teherán con el vicepresidente cubano, Ricardo Cabrisas, a quien le expresó el deseo de su país de relanzar los lazos con América latina, y "especialmente con Cuba", informó la agencia estudiantil de noticias iraní, ISNA.

La asunción de Rohani, que relevó en el poder al polémico Mahmoud Ahmadinejad, un asiduo visitante de las capitales que defienden el "socialismo del siglo XXI", también fue aprovechada por Brasil, que en los últimos dos años había enfriado los contactos con Teherán.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, que estuvo representado por el canciller Antonio Patriota, espera con expectativa un giro hacia la moderación con la asunción de Rohani, según informó ayer la prensa brasileña.

"La decisión de enviar al ministro de Relaciones Exteriores Antonio Patriota es una señal del voto de confianza del gobierno brasileño en Hassan Rohani", analizó el diario Correio Braziliense.

Desde que llegó a la presidencia, en 2010, Rousseff nunca tuvo proximidad con Ahmadinejad, que había visitado al ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva en Brasilia, recordó ayer un análisis del diario Correio Braziliense. La presencia de Patriota en Teherán implica un claro mensaje del interés de Brasil de influir en el juego de poder de Medio Oriente y mantener aceitado el vínculo con un país con el cual tiene una "asociación comercial de porte respetable".

Aliados o no, la prudencia, sin embargo, fue el denominador común hacia la nueva administración política de Irán por parte de la región. Ninguno de los presidentes de América latina viajó a Teherán, aunque Nicaragua, Cuba, Venezuela, Brasil y Ecuador enviaron representantes de alto nivel. Además de Cabrisas y Patriota, estuvieron el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, y el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

A medida que avanzaba su controvertido plan nuclear y Occidente le daba la espalda, Irán inició con Ahmadinejad un acercamiento a la región que dio resultado sobre todo en los países de la Alianza Bolivariana (ALBA), relaciones que elevaron las alarmas de Estados Unidos, que considera a Irán un Estado que patrocina el terrorismo.

Esa presencia estratégica no sólo se limitó a los países de la ALBA (Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador), sino que incluyó también a Brasil y la Argentina, con el que mantiene un espinoso contrapunto respecto del atentado contra la mutual judía AMIA en 1994 y en el que las autoridades judiciales argentinas imputaron a poderosos funcionarios iraníes.

En los últimos cinco años Irán firmó unos 500 acuerdos con seis países latinoamericanos por un total de 40.000 millones de dólares.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.