Suscriptor digital

Massa, un "tiempista" que busca capitalizar su ascenso

Con 41 años, el intendente de Tigre se juega en octubre la chance de redirigir hacia la Casa Rosada su meteórica carrera en el PJ
Marcelo Veneranda
(0)
11 de agosto de 2013  

43 años. Si cada paso de su plan se cumple sin fallas, Sergio Massa será candidato a la Presidencia en 2015, con sólo 43 años. Si su estrategia fracasa, con esa edad intentará ser el gobernador de la provincia más importante del país. El primer candidato a diputado nacional del Frente Renovador empezará a franquear la distancia entre esos dos destinos en las primarias de hoy, en las que buscará convertirse en la referencia nacional del poskirchnerismo.

Destacar la juventud de Massa permite iniciar su currículum a través de una de sus marcas esenciales : el intendente de Tigre demostró ser un acabado "tiempista", cualidad que en política apenas difiere de la traición por una sutileza: el olfato para abordar el barco correcto.

En ese sentido, Massa empezó a remar en política, apenas adolescente, en la juventud de la Ucedé de San Martín, donde nació el 28 de abril de 1972. Venía de una familia más acomodada que de clase media, comandada por Alfonso Massa, "Fofó", un empresario de la construcción, y Lucy, ama de casa.

Bajo el ala de Alejandro Keck, Massa acompañó la fusión de la Ucedé con el menemismo. En San Martín, eso significó quedar bajo la órbita de Luis Barrionuevo. Pero Massa tejió un vínculo mayor con la mujer del gastronómico, la diputada Graciela Camaño, que sigue exhibiéndolo como su "hijo" político.

También llamó la atención de la entonces diputada nacional Marcela Durrié, esposa del funcionario menemista Fernando "Pato" Galmarini, que no tardó en presentarle a su hija, Malena, con quien Massa se casó en 2001 y tuvo dos hijos, Milagros y Tomás. Eso también significó su mudanza hacia Tigre.

Cuando "El Pato" se convirtió en asesor de Eduardo Duhalde, Massa dejó también la aventura neomenemista de Palito Ortega. En 1999, accedió a una banca de diputado provincial por el PJ. Tenía 27 años.

Fue diputado hasta 2002, cuando Duhalde lo designó en la Anses, una bomba radioactiva que Massa logró convertir en su trampolín a las ligas mayores. Desde ese puesto comenzó a hacerse conocido como un dirigente moderno y full time, dedicado con obsesión a la gestión, al control del presupuesto, la agenda política y su imagen en los medios. Nadie que lo conociera entonces dudaba de que esa dedicación apenas equiparaba sus ambiciones.

Duhalde lo quiso cerca en 2005, cuando se desató la batalla por el control del PJ bonaerense. Mientras otros jóvenes como Julián Domínguez o Graciela Gianetassio elegían acompañar a "Chiche" Duhalde, Massa se convertía en candidato a diputado nacional de Néstor Kirchner. No asumió, como tampoco en 2009, cuando el ex presidente lo impulsó como testimonial y comprobó que, en Tigre, una lista vecinal encabezada por Galmarini sacaba más votos.

En el medio, Massa había dejado la Anses en manos de su entonces amigo y aliado, Amado Boudou, para convertirse en intendente de Tigre, en 2007, por apenas un puñado de votos. Heredaba una gestión ordenada y un distrito sin dueño político, por la muerte de su antecesor, el vecinalista Ricardo Ubieto. Pero, con la misma receta de la Anses, más una nueva obsesión, la seguridad, Massa convirtió esa gestión en su segundo trampolín político.

Hubo una impasse . Entre julio de 2008 y julio de 2009, fue jefe de Gabinete de Cristina Kirchner. Luego de su salida llegó el escándalo de WikiLeaks, donde Massa desnudó sus críticas hacia Néstor Kirchner. Eso terminó de expulsarlo del afecto cristinista, pero no del oficialismo, con el que renovó la intendencia en 2011, con el 73% de los votos.

Con una gestión consolidada, Massa se aventuró en jugadas políticas más arriesgadas. Esta vez, al frente de su propio barco: formó el "Grupo de los 8", prototipo del frente con el que hoy buscará derrotar al kirchnerismo. De hecho, casi lo intenta en 2011, cuando amagó con enfrentar a Daniel Scioli por la gobernación. Su olfato le dijo que, si esperaba hasta hoy, en apenas dos años podría mirar de cerca la Casa Rosada.

La lista

1. Massa, Sergio

2. Giustozzi, Darío

3. Tundis, Mirta

4. Solá, Felipe

5. De Mendiguren, José

6. Martínez, Soledad

7. Pérez, Adrián

8. Guzmán, Sandro

9. Ehcosor, Azucena

10. Alegre, Gilberto

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?