Suscriptor digital

Xavier Tamarit y la "periodización táctica"

(0)
13 de agosto de 2013  

Xavier Tamarit, ayudante de campo de Mauricio Pellegrino en Estudiantes, es español y tiene 31 años. Se conocieron en Valencia y desde allí trabajan juntos. Tamarit le agradece a Pellegrino: le valora su inclusión en el cuerpo técnico pese a que nunca jugó al fútbol profesionalmente. Su disertación en Conexión Fútbol, organizada por @Libro_Futbol el jueves pasado en el hotel InterContinental, sirvió para conocerlo un poco más y acercarse a su forma de trabajo. Se refirió a la "periodización táctica" y enseguida aclaró: "No es un modelo de juego, es una forma de entrenar. Fue creada hace 30 años por Vítor Frade en Portugal. Recién escuché por primera vez el término en 2004, cuando llegué a Portugal a estudiar. Tiene una lógica contraria a lo convencional. La periodización táctica necesita una conexión entre el modelo de juego y los principios metodológicos, que son los que permiten llegar a esa forma de jugar".

Según Tamarit, el "modelo de juego" debe estar condicionado por la cultura del país, la historia y cultura del club (el contraste Barcelona y Real Madrid), la estructura de objetivos del club, la idea de juego del DT, el sistema de juego (4-4-2, 3-4-3, 4-2-3-1, etc) y las características y el nivel de los jugadores. Ese conjunto de ítems armará -desde la teoría- la "intención previa" del modelo de juego. Las cosas que van a surgir en las prácticas pueden retocar esa "intención previa". Pero no desde la matriz. "Si pasa eso, es porque no tengo en definitiva un modelo de juego" , cuenta Tamarit.

El modelo de juego se construye y está en permanente evolución. "Cuando llego a un club, cada jugador tiene una idea de juego. Nuestra pretensión es que todos pasen a tener una idea de juego común. El problema es el subconsciente. Si yo quiero que el delantero «x» juegue bien abierto cuando antes lo hacía cerrado, los primeros 15 minutos del partido lo vas a tener pegado a la raya. Pero después se tirará hacia adentro porque fue lo que hizo siempre", ejemplificó. Y la clave está en desarrollar, a partir del "modelo de juego", la planificación, organización y estructura de cada entrenamiento.

Plantea "deshabituar costumbres" para que cada jugador se aleje de su intención individual para hacer algo colectivo. Otro ejemplo: si queremos presión ante la pérdida de la pelota, hay que crear patrones de respuesta ante situaciones que el juego me va a exigir. La idea apunta a hacer ejercicios específicos a partir de los cuatro momentos del juego (ataque, defensa, transición defensa-ataque y transición ataque-defensa): "Hay que crear hábitos. El 90% de las decisiones que tomamos son a través del subconsciente; están adquiridas, no las decidimos en el momento. Por eso si no lo entreno, por más que les pida cosas a los jugadores, no lo van a hacer".

Tamarit comentó que se basa en un "morfociclo", que es un patrón de planificación que va de "partido a partido". Eso abarca entrenar su idea de juego más lo que vea que hay que corregir del partido anterior, más lo que pretende hacer desde la estrategia en función del próximo rival. Es una mirada global, donde el trabajo táctico incluye lo técnico, físico y mental y sin perder de vista que todo se haga sobre situaciones reales del juego: "Debemos lograr, a través de la creación de ejercicios contextualizados, que aparezca un gran número de veces lo que queremos que nuestros jugadores vivencien y adquieran", agrega, y dice que a los futbolistas hay que darles los "porqués" de cada trabajo y exigirles concentración de principio a fin. "Con cada entrenamiento -y la generación del hábito- se mejora el nivel de concentración." Más allá de eso, el modelo también deja espacio a la creatividad de los jugadores.

En esa búsqueda estará Estudiantes, aunque Tamarit dejó algunos disparadores globales en función del tema desarrollado: "¿Es posible que Barcelona, que tiene el culto de una posesión del balón superior al 70%, tenga la misma preparación física que Real Madrid, cuya idiosincrasia es mucho más vertical y directa? Incluso dentro del mismo equipo: ¿Xavi va a tener la misma preparación que Dani Alves, si sus características y funciones son totalmente distintas, si sus necesidades bioenergéticas y motoras son diferentes? ¿No es irónico que en el arranque de una pretemporada se les exija a full a los jugadores cuando recién vienen de dos semanas de vacaciones?". Es una visión, una forma. El análisis y el debate siguen abiertos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?