Suscriptor digital

Sólo si hay acuerdo con los motorman habrá extensión en la línea A del subte

Según Sbase, para poder inaugurar las estaciones Flores y San Pedrito antes se deberán negociar las nuevas condiciones laborales con los metrodelegados
Pablo Tomino
(0)
26 de agosto de 2013  

La Ciudad tiene previsto inaugurar entre el 30 de este mes y los primeros días de septiembre las dos estaciones de la línea A, Flores y San Pedrito. Pero los últimos acontecimientos le imponen una condición previa y necesaria: acordar con los metrodelegados las nuevas condiciones laborales y el tiempo de servicio. Las desavenencias en ese punto fueron el factor fundamental que en el último mes impidió que, salvo por un puñado de días, las formaciones de la línea B llegaran a las nuevas estaciones, hasta Villa Urquiza.

Aquellas estaciones están listas desde hace años. De hecho, la primera fue terminada y presentada durante la gestión de Jorge Telerman, en marzo de 2007. Tras largas demoras, y contra sus intenciones, el gobierno porteño supedita ahora la fecha precisa del estreno de la extensión de la línea que corre a lo largo de la avenida Rivadavia a una negociación crucial que llevará adelante esta semana con los metrodelegados, quienes, al igual que en la línea B, se niegan a sumar horas a su jornada laboral.

Hasta no resolver este conflicto, la Ciudad no inaugurará la extensión de la línea A, dijeron a LA NACION protagonistas de esa negociación.

Según pudo saber LA NACION, las conversaciones formales sobre la jornada laboral en la línea A ya comenzaron. Y amenazan con ser más problemáticas que las últimas en torno a la línea B, donde los trabajadores pasaron de hacer turnos de 4 horas y 25 minutos a casi cinco horas por día, sobre seis horas que tienen por su contrato de trabajo.

En la actualidad, los maquinistas de la A cumplen, en cada jornada laboral, cinco vueltas en 4 horas y 30 minutos. Y con la inauguración de Flores y San Pedrito deberán hacer esas mismas cinco vueltas en 4 horas y 55 minutos. Si con las negociaciones que comienzan hoy Sbase llega a un acuerdo con el gremio, la línea A estrenará las estaciones.

El principal problema para inaugurar Flores y San Pedrito es el de la falta de trenes para que el servicio y la frecuencia se cumplan satisfactoriamente. La línea A utiliza en la actualidad 15 trenes; la mayoría, los coches chinos que proveyó la Nación.

Junto con las dos nuevas estaciones se sumarían dos trenes más, para llegar a 17, pero los metrodelegados aseguran que se necesitarían 22 formaciones para que el servicio funcione sin demoras. Desde Sbase, en cambio, sostienen que con la incorporación de esos nuevos trenes se bajará en casi dos minutos la frecuencia en el servicio.

Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp), dijo a LA NACION: "En la línea A va a ocurrir lo mismo que en la B: hay muchas demoras por falta de formaciones. Sbase sostiene que los coches chinos tienen mejor performance y que por eso pueden compensar los trenes que faltan, pero esto no es así, porque es necesario incorporar más formaciones".

Pianelli, que también "empuja" el conflicto que hoy involucra a la línea B, con paros y serias demoras, agregó: "Lejos de reducir la frecuencia entre un tren y otro, con esta cantidad de formaciones que habrá en la línea A, que son pocas, lo que ocurrirá es que la gente deberá esperar en los andenes, porque los trenes llegarán llenos en el horario pico".

Sbase considera que con el estreno de las estaciones San José de Flores y San Pedrito se sumarán 35.000 pasajeros a los 400.000 que ya transporta por día. Actualmente, en esta línea, que corre bajo la avenida Rivadavia, circulan 15 formaciones: nueve con los nuevos coches chinos y seis formaciones Fiat que fueron reacondicionadas. Según Pianelli, la mayoría de los días circulan 14 formaciones. LA NACION solicitó a Sbase recorrer las nuevas estaciones, pero a pesar de un "sí" inicial luego indicaron que "no era posible" cumplir con este requerimiento periodístico.

Mejoras y negociaciones

Sbase anunció que se incorporarán otras dos formaciones Siemens Schuckert. Se trata de unidades refaccionadas a las que se les han colocado carrocerías nuevas y cuyo interior ha sido remodelado. En los últimos días, los técnicos todavía intentaban superar algunos desperfectos en los nuevos trenes.

"En cuatro meses se incorporará otra formación Siemens Schuckert y se intentará terminar 2013 con 19 formaciones. La frecuencia actual es de 4,54 minutos; en un futuro se reducirá a 3,12 minutos", dijo a LA NACION Juan Pablo Piccardo, presidente de Sbase.

Retratos de la historia del barrio de Flores

La Legislatura porteña estableció, por medio de la ley 2841, que la ornamentación de la estación San José de Flores debería considerar una "estética cultural histórica y un desarrollo temático vinculado con la vida del barrio, desde su fundación hasta el bicentenario". Por pedido de los vecinos, el artista convocado para realizarla fue Guillermo Roux.

En la estación San Pedrito se colocó una reproducción de la obra Luna con corona blanca, del artista Eugenio Cuttica, y cuatro retratos de personajes representativos de la zona: Hugo del Carril, el doctor Florencio Escardó, Alfonsina Storni y Baldomero Fernández Moreno.

Del editor: qué significa.

Dos estaciones listas hace años y sin inaugurar, y 20 minutos extras de servicio en discusión; variables de un diálogo tardío que sólo perjudica al usuario

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?