Suscriptor digital

El Papa bendijo al argentino que sorprendió a la ONU con un refugio móvil para desastres naturales

El Papa y el diseñador Nicolás García Mayor se abrazan
El Papa y el diseñador Nicolás García Mayor se abrazan Crédito: L'' Osservatore Romano / Vaticano
Francisco recibió al diseñador industrial Nicolás García Mayor; "Sentí que el corazón me iba a explotar de la emoción", dijo el inventor del habitáculo
Diego Yañez Martínez
(0)
11 de septiembre de 2013  • 07:52

"Sentí que el corazón me iba a explotar". Con esas palabras Nicolás García Mayor describió a LA NACION su emoción tras ser recibido por el papa Francisco. El refugio móvil para resguardar a víctimas de desastres naturales con el que sorprendió a la Organización de Naciones Unidas, (ONU) le valió la bendición del sumo pontífice.

El miércoles pasado, durante la habitual audiencia general que se realiza en la plaza de San Pedro del Vaticano, el joven diseñador industrial, de 34 años, recibió la felicitación en persona de Francisco por su "lucha, fe y perseverancia".

"Su Santidad me dijo que el proyecto ya estaba bendecido por Dios y que así lograremos mejorar el mundo, pensando en nuestros hermanos, en aquellos que sufren. Le prometí que seguiría haciendo lío y que no bajaría nunca los brazos. Y nos dimos un abrazo de hermanos que algún día se volverían a ver", expresó aún emocionado.

Desde París, donde ayer finalizó la exposición de objetos Maison et Objet, una de las más importante del mundo y en la cual representó a la Argentina con un diseño de luces ecológicas, García Mayor relató a través de un intercambio de mails con este medio, su sorpresa y alegría por haber podido mostrarle al Papa el Cmax System, tal el nombre del proyecto, puesto en honor a su hermano menor.

Según informes del Vaticano hoy hay más de 100 millones de refugiados en el mundo. "El refugio móvil generó mucho interés por la gran ayuda que puede generar y los tiempos que corren con los evacuados de Siria", contó el diseñador bahiense.

"Sólo en un campamento de refugiados de Siria, con 35 mil personas, mueren 10 niños por día debido a las malas condiciones sanitarias y habitacionales. Duermen en el piso húmero y frío. Esto se puede evitar", explicó.

El habitáculo tiene capacidad para albergar diez personas, se puede poner en cualquier superficie y, sobre todo, es fácil de armar. Está hecho con polipropileno, aluminio y tela de poliéster, y trae además un adicional de tres baños que se puede colocar cada tres módulos y un kit de supervivencia provisto con comida, agua, lápices y cuadernos.

El miércoles próximo, García Mayor expondrá ante 192 representantes de la ONU -tras haber participado en una reunión en la que captó la atención de los líderes de ayuda humanitaria del organismo- para poder conseguir financiamiento para la iniciativa. "Tener este apoyo espiritual me llena de fuerzas y renueva la esperanza de lograr una hermandad entre naciones ante las situaciones más duras que le tocan vivir a los pueblos", sostuvo.

«No pierdas nunca la esperanza, Dios nos colma con su gracia si la pedimos con perseverancia». "Esas fueron las palabras de Francisco que llevo en mi corazón para seguir adelante", finalizó, cada vez más cerca de poder cumplir su sueño.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?