Argentina: La bebida Nac&Pop que desafía al imperio

En su etiqueta llevará a Evita y al Che Y y su creador dice que quiere destronar a la Coca.
(0)
13 de septiembre de 2013  • 15:26

Sucede en el Perú y en Escocia, así que un chico argentino se preguntó por qué no podría pasar acá. Es un sueño hermoso destronar a un rey, aunque sea con algo tan cotidiano como una bebida. Tomás Sarmiento es un microemprendedor de 23 años que tuvo ese sueño y lo está llevando adelante. Junto a Citrus Argentinos, una empresa recuperada por sus trabajadores, el joven se unió a AKVO Lab, un laboratorio de Morón especializado en la industria alimentaria, para crear Argentina, una gaseosa sabor limón que compita con las extranjeras. Su plan es simple y enorme: dar batalla cultural en las góndolas.

Fuente: Brando
Esta "bebida de los pueblos fuertes", como se anuncia heroicamente, ya se debería conseguir en comercios con un precio no superior a los 10 pesos, pero cada mes, desde su presentación oficial en una ronda de negocios el pasado 6 de mayo, se pospone un poco más. "Estamos listos para producir y esperamos la decisión de los supermercados. La negociación es muchas veces leonina, nosotros queremos un convenio serio donde se valore la bebida Argentina y el trabajo argentino", dice Sarmiento. Por lo pronto, la gaseosa sabor limón que planea salir al ruedo con una etiqueta ilustrada con una foto de Evita se repartió gratis el 25 de mayo en la movilización popular como "una intervención patriótica". Niños y adultos de todas las clases socioeconómicas la probaron y aprobaron.

El creador de la gaseosa planea ir sumando en las etiquetas las caras "de todos los que hicieron grande la patria", y explica: "Está bueno reivindicar nuestra cultura popular a la hora de adquirir los productos de consumo básico". Ya tiene diseñadas las próximas tres, en las que se podrá ver al Che Guevara, a Manuel Belgrano y a José de San Martín.

El Goliat al que apunta este pequeño emprendedor es The Coca-Cola Company. "Las marcas oligopólicas de matriz extranjera que manejan el mercado de las bebidas están presionando para aumentar los precios, aun cuando DinoTroni, el profesional chileno formado en Inglaterra que es gerente general de Coca-Cola Argentina, dice que la Coca-Cola es cada día más rentable", explica Sarmiento, que aseguró dar pelea, y lo está haciendo. En su blog señala a su rival hasta con una foto.

Todo el mundo toma Coca-Cola. Y el Perú es la excepción que confirma la regla: desde 1935 ahí se bebe la Inca Kola, que supera ampliamente en ventas a la dueña del mundo. También es dulce hasta empalagar y tiene una fórmula secreta que nadie devela. Al igual que la Coca, no importa mucho de qué está hecha, quizá sobre todo porque las recetas que sí se pueden decir de ambas en realidad no son muy tentadoras: hojas de coca y semillas de nuez para la bebida del imperio; hierba luisa, una planta originaria de las regiones tropicales de Asia, para la versión peruana. Argentina, la bebida "de los pueblos fuertes", en cambio, sí declara su composición, porque es simple y le da orgullo: jugo de limón argentino y agua. No contiene azúcar y tiene altas dosis de vitamina C.

Otro foco de resistencia está en Escocia, la única región europea donde el refresco más vendido no es la Coca-Cola, sino el Irn-Bru. El nombre viene de Iron Brew, literalmente "infusión de hierro", es de color anaranjado óxido y sabor obscenamente dulce, y resiste en su nicho a fuerza de patriotismo y campañas publicitarias que satirizan, con descarnado humor negro, a su competidora vencida.

Existen muchas marcas de gaseosas totalmente fabricadas en la Argentina que intentan cortar la cabeza de la reina multinacional pero no lo logran. Cunnington y Neuss son héroes, pero de culto. Por debajo, están las colas Bengala, Goliat, Córdoba, Naran Pol, All Club, Feel, Fido, Cocucha, BB Pop, Manaos, Freshy, Ivess, Mass, Secco, Winners y Panda, entre otras. Ninguna, hasta ahora, pudo tomar la Bastilla.

Es difícil imponerse en un mercado que no les da tanta difusión y en el que la competencia tiene presupuestos millonarios. Sin embargo, siguen, subsisten, y ahora la bebida Argentina se sumó a la lista. Por el momento, su estrategia es tan utópica como noble y consta de sumarle al "nacional y popular" el tercer concepto: "saludable". Su creador explica que "es una bebida que reúne estas características, que son valores que sostiene este modelo de país inclusivo al que nosotros apoyamos". Mientras tanto, las góndolas esperan.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?