Suscriptor digital

En campaña, el Gobierno brindó otro beneficio impositivo

Duplicó el tope de facturación en el monotributo desde este mes, sin aumentar la cuota; les permitirá volver a los que habían pasado al régimen del IVA
Martín Kanenguiser
(0)
12 de septiembre de 2013  

En una medida tendiente a mejora r el humor social antes de las elecciones del mes próximo, el Gobierno dispuso duplicar el monto de facturación para los contribuyentes adheridos al monotributo, sin aumentar la cuota mensual y permitiendo reingresar a aquellos que tuvieron que pasar al régimen general.

La medida, explicó el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray , "abarca a una cantidad importante de argentinos, a los más de 2.250.000 personas acogidas al régimen del monotributo, y es una solución a las expectativas de muchos contribuyentes".

El anuncio, elogiado por tributaristas, se hizo ayer en la Casa Rosada en el comienzo de la tercera reunión del diálogo social-empresario convocado por la presidenta Cristina Kirchner. A partir del 1° de este mes, los topes máximos pasarán de 200.000 a 400.000 pesos para la prestación de servicios y de 300.000 a 600.000 pesos para la venta de bienes muebles.

Estas cifras, que duplican los topes vigentes desde 2010, se tomarán en cuenta para la recategorización que los contribuyentes deben hacer este mes, según la resolución general de la AFIP que debe publicarse hoy en el Boletín Oficial.

El funcionario dijo en declaraciones periodísticas que "aquellos que por facturación tuvieron que pasarse al régimen general del IVA, tendrán la posibilidad de volver al monotributo". El organismo estudiará cada caso.

Echegaray, que un mes atrás había expresado que el monotributo fomentaba el "enanismo fiscal" y que por lo tanto había que desalentar su crecimiento, detalló que la categoría "más baja del régimen de monotributo (categoría B, de prestación de servicio) corresponderá a quienes facturen hasta 48.000 pesos anuales". La C pasó a $ 72.000, la D a $ 96.000, la E a $ 144.000, la F a $ 192.000, la G a $ 240.000, la H a 288.000 y la I a $ 400.000; para las últimas tres, vigentes sólo para la venta de bienes muebles, la J pasó a $ 470.000 de facturación anual, la K a $ 540.000 y la L a $ 600.000, según los datos difundidos por la AFIP.

A su vez, el denominado "monotributo social", un régimen para los trabajadores de muy bajos ingresos (que sólo tributan un 50% del aporte a la obra social y están eximidos del resto) pasó a tener un tope de $ 48.000.

La cuota no sube

Pese a las dudas de los contadores, fuentes oficiales aclararon que "la cuota no será modificada", por lo que el beneficio será pleno, luego de cuatro años de congelamiento.

Desde 1998, cuando se creó el régimen, hasta 2004, el tope para servicios era de $ 36.000 y para la venta de bienes, de $ 144.000; ese año y hasta 2009 se duplicó para la venta de servicios, pero quedó congelada para los bienes; desde 2010 ambas pasaron a los límites vigentes hasta ayer: $ 200.000 y $ 300.000, respectivamente. Datos del estudio Lisicki, Litvin & Asociados indican que la variación fue de 1011% para servicios y de 317% para los comercios desde el inicio de este impuesto, que no tiene una gran incidencia sobre la recaudación tributaria. Por esta razón, las fuentes de la AFIP afirmaron que "el costo fiscal de la medida es muy bajo, o puede ser neutro inclusive, si se considera que con este cambio pueden sumarse muchas personas que están en una situación irregular y algunos que vuelvan del IVA y Ganancias terminarán pagando más, porque en este régimen no existen las deducciones".

Con esta explicación justificaron por qué no se aumentó la cuota mensual, que va desde $ 39 en la categoría B a $ 1600 en la I en el componente impositivo del monotributo (al que hay que sumar los correspondientes a la obra social y la jubilación, en el caso de quienes sólo aportan a este impuesto y no trabajan en relación de dependencia).

La AFIP indicó que está habilitada para permitir, por medio de esta resolución general, el regreso al monotributo de estos contribuyentes que se excedieron en el tope de facturación anual, pese a que la ley explicaba que debían pasar tres años en el régimen de IVA y Ganancias. "Al ser por un cambio de facturación, la ley lo permite", indicó la fuente.

En cambio, el fisco será más puntilloso con aquellos que presenten inconsistencias entre sus declaraciones juradas y sus bienes. "No hay un regreso automático, sino una solicitud que deberá ser estudiada", indicó el funcionario.

[object Object]

Video

Cuando se consultó por el criterio para determinar el porcentaje del aumento, en la AFIP respondieron que se decidió sobre la base del índice de movilidad jubilatoria. Desde 2010, esta variable, sobre la que se incrementan las jubilaciones dos veces al año, creció 199 por ciento.

El tributarista César Litvin dijo que "es una buena medida porque los nuevos montos del monotributo permitirán volver a incluir a una gran cantidad de contribuyentes que se encontraban ya fuera de los máximos previstos para dicho régimen, no por cuestiones propias del crecimiento o desarrollo de su actividad, sino en base a los precios relativos vigentes en la actualidad". Al respecto, aclaró que si el aumento del tope se compara con el cuestionado IPC del Indec, "daría la sensación de que el beneficio es mayor. Sin embargo, al compararlo con el sistema de índices de precios mayoristas del mismo Indec, el mismo resulta ser incluso menor".

Flavia Melzi detalló que, "salvo para los contribuyentes más pequeños, con ingresos de hasta $ 2000 mensuales, que no verán modificada su situación, el resto de los contribuyentes verán reducida de un 39% a un 80% el valor de su cuota impositiva mensual".

De este modo, explicó que quien vendía hasta ayer cosas muebles, "con ingresos anuales del orden de los $ 235.000, y pagaba una cuota mensual de $ 2000, a partir de la reforma pasará a abonar $ 405".

Del otro lado de la tabla, "quienes vendían bienes por hasta $ 36.000 anuales y hasta ahora tributaban $ 75 mensuales, quedarán encuadrados en la primera categoría, con una reducción de cuota de 48%, pasando a abonar ahora $ 39".

En el caso de los servicios, la baja en la obligación mensual oscilará entre 48 y 75%, concluyó.

En esta sintonía, Eugenio de Mayolas expresó que "la recomposición es una medida acertada, aunque creo que el efecto es paliativo y no curativo, porque no se establece un mecanismo de ajuste automático, que sería lo más aconsejable".

Al respecto, en la AFIP no dieron precisiones sobre futuros ajustes ni sobre la posibilidad de que se otorgue un beneficio similar en los próximos días a los autónomos.

Las claves del sistema

El régimen del monotributo está vigente desde 1998

  • Cuota mensualDesde su inicio, los adherentes al monotributo pagan una cuota mensual y, de esa manera, no tienen que abonar IVA y Ganancias
  • Tope desfasadoEl techo de facturación estaba congelado desde 2010 y el incremento se basó en el índice de movilidad jubilatoria, que creció un 199%
  • RecategorizaciónPara las nuevas categorías de este mes ya rige el nuevo tope, lo que permitirá a la mayoría de los contribuyentes bajar de categoría
  • Otros cambiosTambién se aumentaron los topes para los alquileres, pero no para la superficie afectada ni para el consumo eléctrico, que forma parte de los parámetros de cada categoría
  • Del editor: qué significa.

    Al ajustar en el 100% las escalas del monotributo, el Gobierno está admitiendo que la inflación fue más del doble que la del Indec, en torno del 25% anual

    Podés bajarte todos los datos que usamos para esta visualización desde Google Documents

    Equipo LN Data

    Nuestros lectores pueden descargar los documentos originales y los procesados en su PC. A partir de los mismos, es posible llegar a nuevas conclusiones particulares, cruzar variables con otras y descubrir, tal vez, otras conclusiones de interés social. Si se animan, no dejen de avisarnos, posteando un comentario o enviándonos un mail a LNdata@lanacion.com.ar

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?