Suscriptor digital

Siria celebra su "victoria" y refuerza la ofensiva a los rebeldes

El régimen les agradeció a sus "amigos rusos" por el pacto con EE.UU.; Kerry y Hollande pidieron no bajar la presión
(0)
16 de septiembre de 2013  

DAMASCO.- Sin la temida intervención militar extranjera a la vista, el régimen de Bashar al-Assad celebró ayer como una "victoria" el acuerdo alcanzado en Ginebra entre Estados Unidos y Rusia para destruir el arsenal químico de Siria, pese a que la Casa Blanca y el gobierno francés advirtieron que la opción de un ataque bélico sigue siendo "real".

Más confiado, el régimen reforzó su ofensiva en las afueras de Damasco contra los rebeldes, que, diezmados, ayer hicieron un llamado a la comunidad internacional para que la presión sobre Siria incluya también la prohibición de usar misiles balísticos y de lanzar ataques aéreos en zonas urbanas.

"Nos felicitamos por este acuerdo. Por un lado, ayuda a los sirios a salir de la crisis y, por otro, permitió evitar la guerra contra Siria, al dejar sin argumentos a quienes querían desencadenarla", declaró el ministro de la Reconciliación sirio, Ali Haidar, a la agencia estatal rusa Ria Novosti. "Este acuerdo [...] es una victoria para Siria gracias a nuestros amigos rusos", añadió Haidar.

Rusia y Estados Unidos firmaron anteayer en Ginebra un acuerdo que obliga a Damasco a presentar una lista de sus armas químicas en una semana y prevé una resolución de la ONU, con posibilidad de recurrir a la fuerza, en caso de que el régimen incumpla sus compromisos.

Washington busca ahora apoyos a un plan que prevé la destrucción del arsenal químico sirio antes de mediados de 2014. Una vez que el régimen de Al-Assad entregue el listado, los inspectores internacionales podrán viajar a Siria, previsiblemente antes de noviembre, según estimó el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, tras la reunión mantenida con su par ruso, Sergei Lavrov.

Kerry, que ayer se reunió con el premier israelí, Benjamin Netanyahu, insistió en que las advertencias a Damasco no se han evaporado si el régimen no cumple: "La amenaza de la fuerza persiste, es real".

En busca de apoyo, Kerry se reunió ayer con Netanyahu
En busca de apoyo, Kerry se reunió ayer con Netanyahu Fuente: AP

En la misma línea, el presidente francés, François Hollande, declaró ayer que su país tomará muy en serio el informe que los técnicos de la ONU presentarán hoy sobre la masacre perpetrada en las afueras de Damasco el pasado 21 de agosto, en la que murieron unas 1400 personas. "La destrucción del arsenal químico sirio es una etapa importante, pero no una meta", dijo Hollande, que no descartó la posibilidad de sanciones al régimen si éste no cumple. "La opción militar debe mantenerse, de otra manera no habrá presión", subrayó.

Mientras la diplomacia juega sus cartas, la guerra civil continúa cobrándose vidas en Siria. El régimen no sólo no frenó su embestida contra los rebeldes, sino que en los últimos días intensificó los ataques contra posiciones de las milicias jihadistas y el Ejército Sirio Libre.

La Coalición Nacional Siria (CNS), que agrupa a las fuerzas opositoras, pidió a Occidente que también se prohíba al régimen el uso de misiles balísticos y ataques aéreos en zonas urbanas. Para el máximo responsable del Ejército Sirio Libre (ESL), el general Selim Idris, Damasco cedió "por miedo a un ataque militar".

El pacto alcanzado anteayer fue recibido favorablemente por la comunidad internacional, a excepción de Israel y Turquía, que se mostraron escépticos sobre su cumplimiento por parte de Al-Assad. El régimen chino se sumó ayer a la mayoría de países que acogieron favorablemente la apuesta diplomática. "China celebra el acuerdo marco alcanzado entre Estados Unidos y Rusia", declaró el canciller Wang Yi, durante una reunión en Pekín con su par francés, Laurent Fabius.

En tanto, el jefe de la Liga Árabe, Nabil al-Arabi, consideró en un comunicado que este acuerdo "contribuye a ofrecer mejores condiciones para ir a la conferencia de paz de Ginebra-II y conseguir una solución política a la crisis siria".

Modelo para Irán

Mientras continuaban las reacciones ante el acuerdo, el presidente norteamericano, Barack Obama , dijo ayer que, pese al pacto alcanzado con Moscú, su país sigue preparado para actuar "en caso de que fracase la diplomacia". Para Obama, el pacto sobre entrega de armas químicas es un potencial modelo de negociación para frenar las ambiciones nucleares de Irán.

El presidente sirio se comprometió la semana pasada a enviar a las Naciones Unidas los documentos para adherirse a la Convención Internacional para la Prohibición de Armas Químicas, siempre y cuando Washington "deje de amenazar con una intervención militar y de armar a los rebeldes".

Norteamericanos y rusos esperan que este proceso desemboque en un acuerdo más amplio para poner fin a una guerra civil que en dos años y medio dejó unos 110.000 muertos. Kerry y Lavrov fijaron en Suiza una nueva reunión que se celebrará en Nueva York a finales de septiembre, en coincidencia con la Asamblea General anual de la ONU, con objeto de fijar una fecha para una conferencia de paz en Siria.

Agencias AP, AFP, EFE y Reuters

Del editor: por qué es importante.

El pacto le permite a Al-Assad olvidarse por un tiempo del frente externo y focalizarse en su principal objetivo: aplastar a los rebeldes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?