Suscriptor digital

Atenas avasalló de entrada y luego lo manejó a voluntad

Tras las dos derrotas iniciales, los cordobeses superaron a Estudiantes 95-77.
(0)
11 de mayo de 2000  

CORDOBA.- Metamorfosis positiva de Atenas, que anoche apareció como equipo compacto y con personalidad por primera vez en esta serie final de la Liga Nacional. Lo sufrió Estudiantes (Olavarría), que llegaba entonado tras las dos victorias como local en el comienzo de los playoff y no pudo hacer otra cosa que someterse a los designios de los cordobeses, vencedores por 95 a 77.

De punta a punta la victoria de Atenas en el tercer duelo decisivo al mejor de siete partidos. Fundamental para recobrar la confianza y encarar el cuarto choque (mañana, también aquí) con el ánimo templado.

Rápido para tomar ventajas, el conjunto dirigido por Pablo Coleffi mostró, desde el comienzo, una actitud avasallante. Y a esa predisposición le agregó gran eficiencia en el juego interno de Osella, Osborne y Prickett, además de criteriosa conducción en Marcelo Milanesio.

Sorprendió Atenas con el ritmo que le imprimió a sus movimientos; el que teóricamente debía correr era el equipo de Olavarría, pero fue Atenas el que asumió una postura dinámica. Y con ese cambio táctico desestabilizó a su adversario, que sólo en los minutos finales del segundo cuarto consiguió equiparar el desarrollo y descontar (11 puntos) las notorias distancias que había establecido el equipo local, que llegó a tener una ventaja de 22 (36-16).

Sin embargo, apenas se reanudó el juego, Atenas volvió a estirar diferencias, nuevamente apoyado en su notable labor bajo los tableros, donde Prickett (seis rebotes) y Osborne (siete), además de Osella (goleador, con 22 tantos) se movieron a voluntad.

Sin peso bajo el aro, Estudiantes también flaqueó en los intentos exteriores, con sólo seis aciertos sobre 19 disparos en triples.

Pero más allá de las estadísticas, el tercer duelo de la serie marcó el regreso de Atenas al basquetbol de alto vuelo. Así lo entendió su público, que lo despidió al grito de Dale campeón.

Dirigieron Eduardo Bellón, Juan Quesada y Jorge Fabi, y así formaron los equipos:

Atenas: Milanesio, 8; Campana, 14; Osborne, 15; Prickett, 14, y Osella, 22 (formación inicial); Lábaque, 6; Palladino, 9; Pelussi, 3, y Gutiérrez, 4. Director técnico: Pablo Coleffi.

Estudiantes: Fernández, 5; Daniel Farabello, 6; Eubanks, 17; McCray, 10, y Wolkowyski, 23 (formación inicial); Baldo, 7; Gianella, 7; Claudio Farabello, 0; Marín, 0, Mikulas, 2, y Mansilla, 0. Director técnico: Sergio Hernández.

El futuro de Campana

CORDOBA (De un enviado especial).- "Supongo que Marcelo Milanesio continuará en Atenas, pero no sé si lo hará Pichi Campana; nosotros pretendemos que se quede, pero también vamos a hacer un recorte presupuestario y aún no hablamos con Pichi sobre el nuevo contrato", anticipó Felipe Lábaque, vicepresidente de Atenas. Una posibilidad para Campana sería la de jugar en Boca, por su amistad con el dirigente Orlando Salvestrini

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?