Isela Costantini, entre las empresarias más poderosas del mundo

La CEO de General Motors Argentina fue incluida en una lista de la revista Fortune
José Hidalgo Pallares
(0)
17 de octubre de 2013  

Sorprendida. Así dijo sentirse la presidenta y CEO de General Motors (GM) para la Argentina, Uruguay y Paraguay, Isela Costantini, por haber sido incluida en la lista de las 50 mujeres más poderosas del mundo de los negocios, según la revista Fortune. "Nunca imaginé que iba a estar en esa lista y nunca trabajé para ello", dijo a LA NACION.

Costantini, que dirige la filial local de la automotriz estadounidense desde marzo del año pasado, es una de las doce debutantes en el ranking que encabeza la brasileña Maria das Graças Foster, CEO de Petrobras, y que incluye a ejecutivas de distintos rubros. El ranking, en el que la argentina ocupa el puesto 37, toma en cuenta a ejecutivas de todo el mundo salvo Estados Unidos, para las que hay una lista aparte encabezada por la CEO de IBM, Ginni Rometty.

Costantini, de 42 años, cree que su inclusión en la lista tiene que ver con el tamaño de la empresa que dirige, con su impacto en la sociedad y también con el hecho de ocupar un cargo tan alto en una industria tradicionalmente masculina. "En el sector automotor es difícil ver a mujeres al comando, y eso puede haber sido un atractivo más", dijo.

Una vez superada la "sorpresa" por haber sido incluida en el ranking de Fortune, Costantini tiene que volver a enfocarse en los desafíos de su empresa, que en el acumulado de enero a septiembre produjo 86.000 vehículos, según la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). Uno de los aspectos a los que la ejecutiva da más seguimiento es la evolución del mercado brasileño.

"Tenemos una gran dependencia del mercado de Brasil y debemos ver cómo se comporta. El próximo año creemos que no va a ser muy distinto de éste, tal vez un poco más bajo por la desaceleración económica y porque van a tener elecciones."

La dependencia de Brasil no afecta sólo a GM. En los primeros nueve meses del año, según Adefa, el 85,9% de las exportaciones argentinas de vehículos se dirigió hacia el mayor socio del Mercosur. La caída en las exportaciones a partir de agosto responde, justamente, a la baja de las ventas en Brasil.

Costantini espera reducir esa dependencia en los próximos años, cuando GM Argentina empiece a producir en su planta de Rosario un nuevo modelo global, que aún no ha sido revelado y que forma parte del llamado Proyecto Fénix. Ese plan supone una inversión de US$ 450 millones hasta 2015 y fue anunciado en octubre de 2012. "El primer mercado va a seguir siendo Brasil, por su proximidad, pero vamos a producir un modelo global, que se podrá exportar a todo el mundo", dijo la ejecutiva.

Ella cree, sin embargo, que el mayor desafío del Proyecto Fénix es el trabajo con los proveedores locales. "El gran objetivo es la localización, de eso depende el éxito del Proyecto Fénix", comentó.

En el mercado doméstico, GM ocupa el segundo lugar en patentamientos, detrás de Volkswagen, con una participación de 14,6% en lo que va del año, 1,5 puntos menos que un año atrás. Costantini, sin embargo, no se preocupa por eso. "No tenemos como meta llegar a ser los primeros en participación, sino que procuramos que cada modelo cumpla con su objetivo particular", dijo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?